Los 7 mejores santuarios de mariposas Monarca en México

Las mariposas Monarca, con sus delicadas alas naranjas y negras, no solo son una visión cautivadora, sino también las protagonistas de un espectáculo natural extraordinario. Su asombroso viaje migratorio, que abarca miles de kilómetros desde Canadá y los Estados Unidos hasta los bosques de oyamel en México, es un fenómeno que despierta admiración y curiosidad en el mundo entero.

En México, se encuentran diversos santuarios que ofrecen la oportunidad única de presenciar este increíble espectáculo de la naturaleza. Uno de los lugares más emblemáticos es el Santuario de las Mariposas Monarca, un refugio vital en los bosques de Michoacán y Estado de México donde millones de estas mariposas encuentran un hábitat ideal para reproducirse y resguardarse durante el invierno.

Este santuario, junto con otros cinco notables en la región, se ha convertido en un destino de peregrinación para amantes de la naturaleza y científicos por igual. Los visitantes pueden sumergirse en la magia de las mariposas Monarca, observando cómo llenan el aire con su vibrante presencia. La conservación de estos santuarios se ha convertido en una tarea vital para proteger a las mariposas Monarca, ya que su población ha enfrentado desafíos significativos en los últimos años.

1. El Rosario, en Michoacán

Ubicado en el municipio de Ocampo, en Michoacán, El Rosario es parte de la Reserva de la Biósfera de la Mariposa Monarca. Abierto de noviembre a marzo, este santuario ofrece una experiencia única. Antes de explorar, sumérgete en la historia de estas mariposas a través de un video informativo. Puedes acceder por la carretera federal nº15 México-Toluca-Zitácuaro o por la autopista nº 15D México-Morelia-Guadalajara. El Rosario se encuentra a pocos kilómetros del Pueblo Mágico de Angangueo.

2. Sierra Chincua, en Angangueo, Michoacán

Otro tesoro en Angangueo es el santuario Sierra Chincua. Aquí, un guía local te llevará a través de un camino forestal, ya sea a pie o a caballo, hasta las colonias de mariposas. La visita incluye instalaciones ecológicas, restaurantes y actividades de aventura. Para llegar, sigue la carretera federal nº15 México-Toluca-Zitácuaro y gira hacia Angangueo. Desde este Pueblo Mágico, continúa por la carretera que asciende por la montaña.

RELACIONADO |  Cómo identificar las diferencias entre guepardo, jaguar y leopardo
Nido de Mariposas Monarca

3. Senguio, en Michoacán

Dentro del Santuario Sierra Chincua, Senguio ofrece una experiencia única. Accede por la autopista nº 15D México-Morelia-Guadalajara y toma la desviación en Maravatío hacia Ciudad Hidalgo. Cerca del poblado de Irimbo, dirígete a Aporo y, finalmente, a Senguio. Recuerda que las visitas a los santuarios se realizan bajo estrictas medidas de seguridad e higiene para garantizar una experiencia segura y responsable.

4. La Mesa, estado de México: naturaleza y cultura

En Sierra Campanario, Estado de México, se encuentra La Mesa, un santuario con un criadero de venado abierto a los turistas y cabañas para pernoctar. Accede por la carretera que conecta Villa Victoria y El Oro, disfrutando de hermosos paisajes de bosques de coníferas. Además de la maravilla de las mariposas, podrás observar el cielo estrellado por la noche.

5. El capulín, estado de México

Situado en el cerro Pelón, municipio de Donato Guerra, El Capulín ofrece un recorrido de cuatro kilómetros con vistas impresionantes de los bosques de coníferas. Sigue las indicaciones de los guías locales y respeta las normas para preservar la belleza natural del lugar. Desde Toluca, toma la Carretera Federal No. 15 con dirección a Morelia y sigue los señalamientos hacia Valle de Bravo.

6. San Mateo Almomoloa, estado de México

En Piedra Herrada, Estado de México, San Mateo Almomoloa es un paraje a solo 26 km de Valle de Bravo. Financiado y cuidado por diversas entidades, este santuario destaca por su enfoque en actividades de bajo impacto ambiental. La recomendación es mantenerse en silencio, evitar el uso de flash para fotografías y no molestar a las mariposas.


Al visitar estos santuarios, recuerda la importancia de mantener un comportamiento responsable y respetuoso hacia la naturaleza. La magia de las mariposas Monarca se vive mejor en un entorno preservado y cuidado. Así que, sumérgete en este viaje al santuario de las mariposas Monarca y deja que la naturaleza te regale uno de los espectáculos más extraordinarios que ofrece.

Leonardo Linares
Redactor de Ciencia. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Buenos Aires.

También podría interesarte

Lo más visto