Todo lo que debes saber sobre el manuscrito Voynich

El manuscrito Voynich ha desconcertado a investigadores y criptógrafos durante siglos con su lenguaje misterioso y contenido enigmático. Desde su procedencia en el siglo XVI hasta su resguardo actual en la Biblioteca Beinecke de la Universidad de Yale, el Voynich ha sido objeto de numerosos intentos fallidos de desciframiento. En este artículo, nos centraremos en todo lo que debes saber sobre el manuscrito Voynich.

A pesar de su datación mediante carbono 14 y su estructura única de vitela con ilustraciones peculiares, ningún experto ha logrado penetrar su significado. Con teorías que van desde la autoría de figuras históricas hasta la posibilidad de ser una estafa elaborada, el Voynich sigue siendo un misterio sin resolver que despierta la curiosidad de aquellos fascinados por los secretos ocultos y las lenguas perdidas.

Historia y procedencia del manuscrito Voynich

La primera noticia sobre el Voynich data de 1580, cuando el emperador Rodolfo II de Habsburgo lo adquirió de los ingleses John Dee y Edward Kelley, quienes estaban involucrados en ciencias ocultas y magia. El manuscrito ha pasado por varias manos a lo largo de la historia, hasta que el tratante de antigüedades Wilfrid Voynich lo adquirió en 1912. Actualmente, se encuentra en la Biblioteca Beinecke de libros y manuscritos raros de la Universidad de Yale.

Características del manuscrito

El Voynich tiene 232 páginas de vitela (pergamino fino), con 22×15 cm de formato y 5 cm de grosor. Contiene numerosos dibujos, incluyendo diagramas zodiacales, mujeres desnudas bañándose, imágenes astronómicas y una sección «farmacológica». Muchos de los dibujos representan plantas imaginarias que no se han podido identificar con ninguna especie real. Escrito en un lenguaje desconocido con 37,919 palabras y 25 caracteres distintos. La datación mediante carbono 14 sitúa la elaboración del pergamino entre los años 1404 y 1434.

Intentos de Descifrarlo

Desde el siglo XVI, diversos investigadores han intentado descifrar el Voynich sin éxito. Se han aplicado técnicas tradicionales, tarjetas perforadas y programas de ordenador, pero ninguna ha dado resultados coherentes. En la actualidad, Greg Kondrak y Bradley Hauer de la Universidad de Alberta están utilizando inteligencia artificial para intentar descifrar el Voynich. Han descubierto que el hebreo es la lengua de escritura más probable, pero aún queda mucho por desvelar.

RELACIONADO |  Descubre cuál es el mejor outfit para un hombre elegante

A pesar de las teorías que consideran el códice como una broma o una estafa, el Voynich sigue siendo un enigma sin resolver. Su estructura semántica no sigue las normas de ningún idioma conocido, aunque muestra algunas características formales propias de la escritura. El misterio se intensifica al observar que parece haber sido escrito por una sola mano, con un trazo fluido y seguro, sin errores, lo cual es excepcional en un manuscrito.

Páginas del manuscrito Voynich
Páginas del manuscrito Voynich

Teorías sobre el contenido

Diversas teorías han atribuido la autoría del manuscrito a personajes como Roger Bacon, cátaros, Leonardo da Vinci, o incluso a John Dee y Edward Kelley como parte de una posible estafa. Algunos investigadores han sugerido que el códice está escrito en un lenguaje oculto no conocido, al que llaman «voynichés» y sugieren que el contenido podría contener relatos esotéricos sobre ritos ocultos y símbolos alquímicos.

Además, algunas interpretaciones han atribuido su autoría a personajes famosos como Roger Bacon o Leonardo da Vinci, aunque estas teorías carecen de pruebas sólidas. Se han utilizado técnicas tradicionales de sustituir letras o asignarles valores numéricos, se han empleado tarjetas perforadas y programas de ordenador, pero ninguna de estas estrategias ha revelado un mensaje coherente.

Debates sobre Autenticidad

Aunque algunas teorías sugieren que el Voynich podría ser una broma o una estafa, se enfrentan a desafíos como la antigüedad del manuscrito, que existía un siglo antes de que se sugiriera la posibilidad de falsificación.

Características únicas

El manuscrito presenta una escritura uniforme y regular, sugiriendo posiblemente el uso de plantillas o sistemas de matrices para trazar letras y palabras. La disposición del texto no sigue las normas estructurales semánticas de los idiomas conocidos, presentando repeticiones inusuales de palabras.

En resumen, el manuscrito Voynich sigue siendo un enigma sin resolver, y a pesar de los avances recientes, su contenido y origen siguen siendo temas de debate y especulación. El misterio y la intriga que rodean al Voynich continúan atrayendo la atención de personas interesadas en los secretos y los saberes ocultos.

José De Marco
Redactor de Actualidad. Es corresponsal de Pueblos Asturianos en Asturias y colaborador de Ilusión Viajera. Antes pasó por distintos diarios argentinos y medios locales como el Diario La Nación. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Buenos Aires.

También podría interesarte

Lo más visto