Así es como producen las arañas las telarañas

En nuestra experiencia cotidiana, es probable que nos hayamos tropezado alguna vez con una telaraña, experimentando ese molesto sentimiento de enfado y disgusto. Sin embargo, pocos se detienen a pensar en la maravilla detrás de este fenómeno natural. El proceso de cómo producen las telarañas las arañas, es esencial para la supervivencia de estos arácnidos.

El proceso de producción de telaraña no solo es crucial para la supervivencia de las arañas, sino que también ha fascinado a científicos y entusiastas de la naturaleza durante siglos. La telaraña no solo actúa como una herramienta de caza, sino que también desempeña un papel vital en la reproducción y la protección. Este artículo explorará en detalle cómo las arañas producen estas obras maestras arquitectónicas y cómo su capacidad para tejer telarañas se ha adaptado y evolucionado a lo largo de millones de años.

El arte de la seda arácnida: ¿Cómo producen las telarañas las arañas?

Las telas de araña son fuertes, resistentes y, en ocasiones, presentan bonitos dibujos. Sin embargo, su principal función es atrapar presas, ya que las arañas sienten las vibraciones de la red cuando un insecto cae en ella y atacan rápidamente. Pero, ¿cómo se produce esta maravilla de la naturaleza?

La síntesis de seda y las glándulas de hilado

Las telas de araña se construyen con seda líquida, un producto de síntesis de proteínas. Esta seda se encuentra dentro de las glándulas de hilado, también conocidas como hileras, ubicadas en la parte posterior del abdomen de la araña. Sorprendentemente, la seda se convierte en sólida al entrar en contacto con el aire. Este cambio instantáneo de líquido a sólido es uno de los hechos más asombrosos de la naturaleza, y aunque comúnmente se atribuye al contacto con el aire, en realidad, se debe a la alineación de moléculas en el proceso de lanzamiento.

Variedad en la seda

Además, las arañas tienen la capacidad de elegir diferentes espesores y tipos de seda según las condiciones en las que van a construir la tela. Pueden producir seda fina y liviana, que se utiliza para hacer hilos gruesos y resistentes. Algunas especies tienen sedas pegajosas, mientras que otras no lo hacen. Además, existen variaciones en la textura de la seda, algunas adherentes por protuberancias y otras lisas, que se adhieren mediante fuerzas electrostáticas.

Reciclaje arácnido

Las arañas no desperdician nada. Las viejas telarañas y los intentos fallidos son consumidos por las arañas, digeridos y procesados para generar nueva seda. Este proceso eficiente garantiza que las arañas mantengan su capacidad de tejer a lo largo de su vida. Se cree que para evitar enredarse en sus propias telarañas, las arañas cubren sus patas con una sustancia aceitosa secretada por la boca, aunque esta teoría aún no está firmemente demostrada.

Cómo producen las arañas las telarañas

Claves para construir la telaraña

La clave para formar telas de araña está en el viento, especialmente cuando se tejen entre dos árboles. El hilo de seda comienza a salir de la araña, y esta se mueve de acuerdo con el viento para darle dirección. Las arañas trazan un primer puente que sirve como punto de referencia y forma para marcar el territorio. A este punto inicial se añaden hilos adicionales, fortaleciendo la red y creando un patrón. Las líneas radiales desde el centro hacia el exterior actúan como punto de apoyo, mientras que las líneas orbe rodean la estructura.

Las arañas y su arte visual limitado

Aunque muchas arañas tienen problemas de visión, construyen estas obras de arte de seda únicamente mediante el sentido del tacto. Utilizan su tela como «cuerda floja», colgando boca abajo de la misma para transportarse de un lugar a otro mientras construyen la red. Este método es un testimonio de la adaptabilidad y habilidad extraordinaria de las arañas para compensar su limitada capacidad visual.

Timing arácnido y la construcción de redes de día y de noche

Las arañas suelen construir sus redes en momentos en los que no están cazando. Dada la gran variedad de arácnidos, esto puede ocurrir tanto de noche como de día. Su capacidad para adaptarse a diferentes condiciones demuestra la versatilidad y la astucia de estos arácnidos.


En conclusión, la producción de telarañas por parte de las arañas es un fenómeno fascinante y complejo. Desde la síntesis de seda hasta la construcción meticulosa de estructuras funcionales, las arañas desempeñan un papel crucial en la naturaleza al tejer las redes que les aseguran la supervivencia. La próxima vez que nos encontremos atrapados en una telaraña, tal vez podamos apreciarla no solo como una molestia, sino como un testimonio de la asombrosa habilidad de las arañas para crear maravillas con su hilo mágico.

  • Temas que aparecen en esta nota:
  • Arañas
Leonardo Linares
Redactor de Ciencia. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Buenos Aires.

También podría interesarte

Lo más visto