¿Cómo es la constelación de Hércules?

En el cielo nocturno, iluminado por innumerables estrellas y constelaciones, invita a una exploración cósmica que va más allá de lo que la mayoría percibe. En este firmamento repleto de historias celestiales, la Constelación de Hércules emerge como una joya menos conocida pero igualmente impresionante. Esta agrupación de estrellas encierra una historia fascinante que a menudo escapa a la atención del observador casual. A pesar de ocupar el quinto lugar en tamaño entre las 88 constelaciones celestiales, la Constelación de Hércules suele quedar en la penumbra de la conciencia astronómica popular.

Este conjunto estelar representa a Hércules arrodillado desafiando la percepción común de las constelaciones. Aunque sus estrellas no ostentan la misma visibilidad que otras constelaciones, la formación cuadrilátera conformada por estrellas de magnitud 3 destaca como un punto focal en la vastedad del cielo. Sumergirse en la constelación de Hércules implica no solo observar las estrellas que la componen, sino también descubrir la mitología que la envuelve y explorar los objetos celestiales ocultos dentro de su alcance. En este rincón del universo, la constelación de Hércules se revela como una puerta de entrada a un fascinante viaje astronómico.

Descubriendo la constelación de Hércules en el cielo nocturno

La representación de Hércules como un hombre arrodillado en esta constelación se desvía de las típicas imágenes heroicas asociadas con él. A pesar de que sus estrellas no son tan visibles como las de otras constelaciones, destaca su formación en un cuadrilátero conformado por estrellas de magnitud 3, lo que lo convierte en un desafío visual pero a la vez en una joya astronómica. Ubicar la Constelación de Hércules se vuelve un juego de conexión estelar, ya que se puede encontrar mediante la Corona Borealis y la estrella Arturo de la Constelación del Boyero. Otra ruta para observar a Hércules es a través del triángulo de verano, utilizando a la estrella Vega, que lidera la pequeña Constelación de Lira, como guía. En estas travesías estelares, la constelación revela su esplendor y se presenta como una puerta a un reino de maravillas celestiales.

¿Quién es Hercules y cuál es su historia?

En el tejido mitológico griego, Hércules emerge como un héroe atípico, hijo bastardo de Zeus, dotado de fuerza sobrehumana, coraje y vigor sexual. La trágica historia de Hércules, marcada por los celos de Hera y sus acciones impulsivas en un ataque de locura, da paso a los famosos «12 trabajos». Estas tareas, impuestas por su primo Euristeo, rey de Micenas, incluyen hazañas notables como la aniquilación del León de Nemea, la derrota de la Hidra de Lerna y la captura de las yeguas devoradoras de carne de Diomedes.

RELACIONADO |  ¿Quién inventó la constelación de Orión?

Estos trabajos, vinculados a la constelación, revelan una conexión mitológica entre la historia terrenal y la celestial. Cada logro de Hércules, representado en el cielo por constelaciones como Leo, Cáncer y Draco, teje un tapiz narrativo que se despliega ante nuestros ojos cuando miramos hacia la Constelación de Hércules.

Escultura de Hercules en uno de sus 12 trabajos

La constelación hércules compuesta de estrellas y mitología

Adentrarse en la Constelación de Hércules va más allá de la mitología y las historias épicas. Con más de 250 estrellas y otros objetos que se revelan en zonas de buena visibilidad, esta constelación ofrece un espectáculo celestial único. La estrella más brillante, Kornephoros (portador de la maza), brilla como una gigante amarilla, mientras que Ezeta Herculis, una binaria a 35 años luz, añade una complejidad fascinante a la escena estelar.

Los objetos notables en Hércules incluyen el cúmulo globular M13, uno de los más antiguos del universo, y su contraparte M92, que, a pesar de ser igualmente impresionante, a menudo se pasa por alto. Galaxias espirales como NGC 6207 y NGC 6181, junto con la galaxia elíptica NGC 6482, añaden capas adicionales de intriga cósmica a esta constelación.

En el corazón de Hércules, se despliegan nebulosas planetarias como NGC 6210 y Abell 39, cada una con su propia historia en la vastedad del espacio. Explorar la Constelación de Hércules con un telescopio astronómico desvela un paisaje celestial rico en detalles y misterios, llevándonos más allá de la simple contemplación de estrellas distantes.


En conclusión, la Constelación de Hércules se erige como un testimonio celestial de la interconexión entre mitología y astronomía. Sus estrellas y objetos, lejos de ser simples puntos de luz en la oscuridad, nos invitan a sumergirnos en un cosmos lleno de relatos y descubrimientos.

Leonardo Linares
Redactor de Ciencia. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Buenos Aires.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También podría interesarte

Lo más visto