Fases de la Luna: ¿Qué son y cómo se ven en el cielo?

Desde tiempos inmemoriales, la Luna ha cautivado la imaginación humana con su ciclo eterno de transformación. Cada mes como un reloj celestial, atraviesa 8 fases, menguando y creciendo. Pero, ¿qué hay detrás de las fases de la Luna? y ¿qué fuerzas impulsan este ciclo lunar que ha inspirado poetas, artistas y amantes a lo largo de milenios?

Las fases de la Luna son el resultado de la interacción entre la Tierra, el Sol y nuestro satélite natural. El ciclo lunar, marcado por ocho fases distintas, refleja la compleja danza cósmica que ocurre en el espacio, deslumbrando a la humanidad con su belleza y misterio.

¿Qué son las fases de la Luna?

Las fases de la luna son los distintos aspectos visuales que presenta la Luna en el cielo a lo largo de su ciclo mensual, que va desde la luna nueva hasta la luna llena y de regreso a la luna nueva. Estas fases son el resultado de la interacción entre la Luna, la Tierra y el Sol, y reflejan la cantidad de luz solar que llega a la superficie visible de la Luna desde nuestro punto de vista en la Tierra.

En esencia, el acoplamiento de marea es como un reloj cósmico que sincroniza el giro de la Luna sobre su eje con su órbita alrededor de la Tierra. Esta sincronización asegura que siempre veamos la misma cara de la Luna desde la Tierra, aunque ambos lados del satélite reciban luz solar. Para ello, también es importante comprende qué son los satélites naturales. Este fenómeno, junto con la órbita de la Tierra alrededor del Sol, crea las fases de la Luna que observamos con asombro mes tras mes.

Las diferentes fases de la Luna

Las fases de la luna se dividen en ocho porque representan diferentes etapas en el ciclo lunar, que dura aproximadamente 29.5 días. La razón por la que hay ocho fases principales es porque se considera que hay cuatro momentos principales en el ciclo lunar: luna nueva, cuarto creciente, luna llena y cuarto menguante. Cada uno de estos momentos se divide a su vez en dos, dando un total de ocho fases. Las fases se llaman así debido a cómo se ve la Luna durante cada etapa del ciclo lunar:

  1. Luna Nueva: Durante esta fase, la Luna se encuentra entre la Tierra y el Sol. Lo que significa que la mitad lunar que vemos no está iluminada y la Luna se vuelve prácticamente invisible en el firmamento.
  2. Cuarto Creciente: En esta fase, la superficie iluminada de la Luna comienza a crecer, mostrando menos de la mitad de su cara iluminada.
  3. Luna Gibosa Creciente: Está ocurre cuando más de la mitad de la Luna está iluminada y continúa aumentando su superficie iluminada. La palabra «gibosa» se refiere a su forma convexa.
  4. Luna Llena: Durante la fase de Luna Llena, la Luna se encuentra detrás de la Tierra respecto al Sol. Su cara está completamente iluminada, mostrando su máximo esplendor en el cielo nocturno.
  5. Luna Gibosa Menguante: En esta etapa, más de la mitad de la Luna sigue estando iluminada, pero la superficie iluminada que podemos ver está empezando a disminuir.
  6. Cuarto Menguante: Durante esta fase, la Luna muestra menos de la mitad de su cara iluminada, y la superficie iluminada visible continúa disminuyendo.
  7. Luna Menguante: La Luna Menguante es similar al Cuarto Menguante, mostrando menos de la mitad de su cara iluminada y disminuyendo en brillo a medida que avanza hacia la Luna Nueva.
  8. Luna Nueva (de nuevo): La Luna regresa a su fase de Luna Nueva, cerrando el ciclo y preparándose para comenzar otro ciclo lunar.
RELACIONADO |  Ciclo solar de 11 años: ¿Qué revelan las manchas solares?
Fases de la Luna.
Las 8 fases de la Luna

¿Por qué a veces vemos la Luna de día?

La Luna puede ser visible durante el día debido a su órbita alrededor de la Tierra y a la posición relativa entre la Luna, la Tierra y el Sol. Aunque comúnmente asociamos la Luna con la noche, en realidad está presente en el cielo durante todo el día. Cuando vemos la Luna durante el día, es porque su posición en el cielo se superpone con la posición del Sol. Lo que hace que la luz solar reflejada por la Luna sea lo suficientemente brillante como para ser visible incluso en presencia de la luz solar directa. Esto ocurre especialmente durante las fases cercanas a la luna llena, cuando la cara visible de la Luna está totalmente iluminada por el Sol y es más brillante.

Además, la atmósfera terrestre dispersa la luz solar, lo que puede hacer que el cielo durante el día parezca más claro y la Luna sea más fácilmente visible. Vemos la Luna durante el día cuando su posición en el cielo coincide con la del Sol, lo que hace que la luz solar reflejada por la Luna sea lo suficientemente brillante como para ser visible incluso durante las horas diurnas.

La Luna vista de día
La Luna vista de día.

Explorando los secretos de las Lunas Llenas

Las lunas llenas, además de su belleza incomparable, han sido marcadores de tiempo y guías ancestrales para diversas culturas en todo el mundo. A lo largo de los meses, estas lunas llenas han sido bautizadas con nombres evocadores que reflejan los ciclos naturales y las tradiciones humanas.

  • Luna del Lobo: En enero, la Luna Llena es conocida como la Luna del Lobo, evocando los aullidos de los lobos hambrientos en las noches invernales.
  • Luna de la Cosecha: Septiembre nos trae la Luna de la Cosecha, marcando el momento de recoger los frutos de la tierra y celebrar la abundancia.
  • Luna del Cazador: En octubre, la Luna del Cazador guía a los cazadores en sus expediciones nocturnas, iluminando el camino hacia sus presas.

Estos nombres no solo agregan un toque poético al ciclo lunar, sino que también reflejan la profunda conexión entre la humanidad y los ritmos naturales del cosmos.

Luna Menguante
Luna Menguante.

Superlunas y Lunas Azules

Además de las fases regulares, el firmamento ocasionalmente nos regala fenómenos lunares extraordinarios. Como por ejemplo las superlunas, donde la Luna parece ligeramente más grande y brillante debido a su proximidad con la Tierra. Y las lunas azules, que ocurren cuando dos lunas llenas se alinean en un mismo mes. En este 2024 podremos presenciar cuatro superlunas en las siguientes fechas:

  • 19 de agosto
  • 18 de septiembre
  • 17 de octubre
  • 15 de noviembre

En resumen, las fases de la Luna son mucho más que simples cambios en su apariencia en el cielo nocturno. Son un recordatorio de la majestuosidad del cosmos, de la conexión entre la Tierra, el Sol y nuestro misterioso satélite. Y de la profunda influencia que estos cuerpos celestes han tenido en la historia y la imaginación de la humanidad a lo largo de los siglos. Así que la próxima vez que contemples la Luna en el cielo nocturno, recuerda que estás presenciando uno de los espectáculos más bonitos del universo.

Micaela Rodriguez
Micaela Rodríguez es una redactora freelance con sede en Río Negro, Argentina. Colabora con Universo Actual desde agosto de 2022.

También podría interesarte

Lo más visto