¿Por qué se forman grietas en la lengua?

La lengua, un órgano multifuncional ubicado en el interior de la boca, desempeña un papel crucial en diversas actividades diarias. Desde la salivación esencial para la hidratación y digestión, hasta su participación en la movilidad del bolo alimenticio y, por supuesto, su contribución al habla y al sentido del gusto. Sin embargo, en algunas ocasiones, la superficie de la lengua puede mostrar surcos o fisuras, dando lugar a la lengua agrietada o fisurada. Por qué se forman grietas en la lengua es una pregunta que ha intrigado tanto a profesionales de la salud como a aquellos que experimentan esta condición.

Este fenómeno, conocido médicamente como «lengua fisurada», no suele ser motivo de preocupación médica significativa y, en muchos casos, es una condición benigna. Las grietas en la lengua pueden variar en profundidad y extensión, y aunque su origen no siempre está claro, factores como la genética, la edad, la falta de higiene bucal, la sequedad bucal y la dieta pueden contribuir a su formación.

Lengua agrietada, más allá de la estética

Estas grietas, que suelen aparecer en la parte superior y laterales de la lengua, generalmente no representan un problema de salud significativo, limitándose en gran medida a cuestiones estéticas. Conocida también como lengua escrotal, esta condición puede ser congénita o desarrollarse a lo largo de la vida, y su tamaño y profundidad varían. Es esencial que las grietas no superen los 6 mm y no provoquen molestias; en caso contrario, se recomienda una evaluación dental.

Orígenes desconocidos de grietas en la lengua y relación con otros trastornos

El origen de la lengua agrietada sigue siendo desconocido, ya que puede afectar a cualquier persona, independientemente de la edad. Aunque no se ha identificado una causa específica, existen trastornos como el síndrome de Down, el síndrome de Melkersson-Rosenthal y la lengua geográfica, que están relacionados con esta condición.

  • Síndrome de down, un vínculo genético: Las personas con síndrome de Down tienen hasta un 80% de probabilidad de padecer lengua agrietada debido a una predisposición genética. Esta anomalía en la lengua se presenta como una peculiaridad más en la configuración genética de quienes viven con esta condición.
  • Síndrome de melkersson-rosenthal, afectación neuromucocutánea: Este trastorno neuromucocutáneo, que impacta la parte superior del cuerpo, puede desencadenar parálisis parcial en la cara (parálisis de Bell), hinchazón y grietas en la lengua. Aunque menos común que la lengua agrietada convencional, su asociación con esta condición es significativa.
  • Lengua geográfica, manchas y grietas: La lengua geográfica, caracterizada por manchas rojas o blancas debido a la despigmentación de las papilas gustativas, también presenta grietas en la lengua como parte de sus síntomas. Esta conexión evidencia la complejidad de las alteraciones lingüísticas y su relación con diversos trastornos.
RELACIONADO |  ¿Qué son las ciencias ómicas en el mundo de las moléculas?
Ilustración (no real) de grietas en la lengua

Factores que facilitan la aparición de grietas en la lengua

Además de las posibles conexiones genéticas y trastornos específicos, existen factores que pueden contribuir al desarrollo de grietas en la lengua.

  • Déficit de vitaminas: b12, zinc y ácido fólico: Niveles bajos de vitaminas B12, zinc y ácido fólico pueden incrementar la aparición de grietas. Mantener una dieta equilibrada y controlar la ingesta de estas vitaminas es esencial para la salud bucal.
  • Alimentación y temperatura de los alimentos: La temperatura de los alimentos desempeña un papel crucial, ya que consumir comidas o bebidas muy calientes puede provocar quemaduras e irritación en la lengua, generando llagas y grietas.
  • Sequedad bucal, efectos del alcohol, tabaco y medicamentos: La sequedad bucal, inducida por ciertos medicamentos, el consumo de alcohol o tabaco, puede favorecer la aparición de grietas en la lengua. Mantener una buena hidratación y reducir el consumo de sustancias desecantes puede ayudar a prevenir esta condición.

Consideraciones importantes para el cuidado bucal contra grietas en la lengua

Mantener una sonrisa radiante es clave para una salud bucal óptima. Si bien las grietas en la lengua suelen ser inofensivas, es importante no descuidar la higiene oral. Un cepillado meticuloso, prestando especial atención a la lengua, ayuda a prevenir la acumulación de restos de comida, manteniendo el aliento fresco y la boca saludable. Además, no olvides programar visitas regulares al dentista para chequeos completos. Aunque la lengua agrietada generalmente no es motivo de preocupación, una consulta profesional puede brindarte tranquilidad y descartar posibles complicaciones.


La lengua agrietada, aunque en su mayoría inofensiva, requiere atención y vigilancia. Entender las posibles conexiones con trastornos genéticos y otras condiciones médicas proporciona una visión más completa de esta anomalía. Con el cuidado adecuado, la lengua agrietada puede ser manejada sin causar complicaciones mayores, permitiendo a quienes la experimentan disfrutar de una salud bucal óptima.

  • Temas que aparecen en esta nota:
  • Medicina
Leonardo Linares
Redactor de Ciencia. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Buenos Aires.

También podría interesarte

Lo más visto