Porqué te llaman y cuelgan, ¿es una estafa?

En las últimas semanas, muchos de nosotros fuimos testigos de una situación desconcertante: Te llaman y cuelgan de manera abrupta. Este enigma, conocido como ‘robollamadas’, revela una estrategia implementada por algunas operadoras con la intención de promocionar sus productos. Sin embargo, la incógnita que rodea a estas misteriosas llamadas plantea la pregunta de si es simplemente una forma inofensiva de spam o si hay aspectos más complejos detrás de estas tácticas.

Este curioso fenómeno de ‘robollamadas’ se presenta como un reflejo de la constante evolución de las estrategias de ventas y publicidad en la era digital. Mientras algunos expertos sugieren que estas llamadas automáticas son simplemente una forma de spam telefónico diseñada para captar la atención del usuario, otros plantean la posibilidad de que detrás de estas tácticas existan intenciones más profundas.

Las ‘robollamadas’: spam o estrategia de ventas agresiva

Las ‘robollamadas’ son, esencialmente, llamadas automáticas generadas por un bot que utiliza un listado de números de teléfono para realizar un llamamiento masivo. La técnica es simple pero efectiva: el bot llama al azar, y si obtiene una respuesta, el operador humano toma el control para ofrecer ofertas y promociones al usuario seleccionado. Sin embargo, este proceso no siempre resulta tan eficiente como parece. Muchas veces, al contestar, nos encontramos con el incómodo silencio al otro lado de la línea, ya que los operadores pueden estar ocupados con otras llamadas en ese momento.

El problema radica en la incertidumbre de este tipo de llamadas. En algunos casos, el bot simplemente realiza comprobaciones de disponibilidad de números en la lista, ajustando los horarios de llamadas futuras en función de las respuestas obtenidas. La cuestión que deja perplejas a muchas personas es por qué se escucha un simple ‘goodbye’ al final de cada llamada. Hasta ahora, no hay una respuesta clara a esta pregunta, y el motivo detrás de este saludo final se desconoce.

Cómo protegerte de las ‘robollamadas’ y evitar el spam telefónico

En caso de padecer la situación en que te llaman y cuelgan, es esencial comprender que, a diferencia de otros tipos de fraude telefónico, esta práctica no tiene como objetivo robar información personal ni afectar tu factura telefónica. No obstante, el inconveniente reside en la interrupción y la incomodidad que estas llamadas pueden causar. Para evitar caer en esta red de llamadas masivas no deseadas, existe una solución práctica: la Lista Robinson.

¿Qué es la lista Robinson?

La ‘Lista Robinson‘ es un servicio seguro que permite a los usuarios dejar de recibir llamadas publicitarias no deseadas. Al inscribirte en esta lista, reduces significativamente la posibilidad de ser blanco de llamadas automáticas. Además, si a pesar de inscribirte en la Lista Robinson, continúas recibiendo estas llamadas molestas, puedes optar por bloquear todos los números desconocidos o recurrir a la descarga de aplicaciones diseñadas para gestionar y bloquear este tipo de llamadas intrusivas en tu nombre.

¿Estamos en peligro si te llaman y te cuelgan?

Otras formas de protegerte si te llaman y cuelgan

Aunque las ‘robollamadas’ no representan una amenaza directa, sí generan inquietud y molestias entre los usuarios. Para resguardarte de las intrusivas robollamadas, hay compañías especializadas en ciberseguridad que proporcionan un conjunto de recomendaciones valiosas en su sitio web.

En primer lugar, sugieren la prudencia de no responder a llamadas provenientes de números desconocidos o sospechosos, optando por evitar atenderlas si se tienen dudas sobre su origen. En caso de haber contestado, la estrategia es mantenerse en silencio y abstenerse de responder a cualquier pregunta planteada por el operador del otro lado de la línea, evitando así cualquier interacción innecesaria.

La importancia de salvaguardar la información personal se subraya como un punto crítico para evitar posibles engaños. La compañía aconseja enérgicamente no proporcionar datos confidenciales, ya que muchos de estos operadores pueden disfrazarse como instituciones gubernamentales o empresas privadas con la intención de obtener información sensible.

Leonardo Linares
Redactor de Ciencia. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Buenos Aires.

También podría interesarte

Lo más visto