Científicos registran la explosión de una estrella gigante roja en tiempo real

Ver explosiones estelares desordenadas es común para los científicos, pero observar ese momento en tiempo real, es casi imposible. La doctora Raffaella Margutti, profesora asociada de astronomía y astrofísica en UC Berkeley, autora principal del estudio dijo: «Es como ver una bomba de tiempo» (sic).

Este avistamiento, marca un antes y después en el estudio de las estrellas supergigantes rojas. Según manifiesta Wynn Jacobson-Galán, investigador graduado de la Fundación Nacional de Ciencias de la Universidad de California en Berkeley, «La detección directa de la actividad anterior a la supernova en una estrella supergigante roja nunca se había observado antes en una supernova de tipo II ordinaria. Por primera vez, vimos explotar una estrella supergigante roja» (sic).

Ver la muerte de una estrella

En un estudio publicado en The Astrophysical Journal, los investigadores detallaron de primera mano, cómo muere una estrella. La estrella se encontraba ubicada en la galaxia NGC 5731 y era 10 veces más masiva que nuestro Sol. Cuando explotó, se hallaba aproximadamente a 120 millones de años luz de distancia de la Tierra.

En el verano del 2020, los científicos, utilizando un telescopio en Hawai, observaron una estrella gigante. En septiembre, murió en una supernova, que se bautizó cómo (SN) 2020tlf. Así la comunidad científica, de acuerdo al comunicado de prensa, pudo ver en primera fila, como una estrella se convierte en supernova.

Explosión estrella supergigante roja
Momento en el que la estrella supergigante roja explota | Captura de pantalla

Como se realizó el seguimiento hasta su estallido

En términos de volumen, son el tipo de estrella más grande del universo y no existían indicios de que las supergigantes rojas adoptaran cambios antes de explotar. Es así que, durante los cuatro meses anteriores a su desintegración, mostraron un aumento de intensidad en la luz, sugiriendo que fue una señal de alerta para anunciar su fin.

Después de este evento, los astrónomos confían en hallar otras supergigantes rojas antes de erupcionar, para atesorar los detalles que las llevan a convertirse en supernovas.

Jacobson-Galán dijo: «La detección de más eventos como SN 2020tlf tendrá un impacto dramático en la forma en que definimos los últimos meses de la evolución estelar. Uniendo a observadores y teóricos en la búsqueda, intentamos resolver el misterio de cómo las estrellas masivas pasan los momentos finales de sus vidas» (sic).

De todos modos, aún falta mucho para la comprensión del comportamiento de las estrellas gigantes rojas. En 2019, la Betelgeuse, que se halla en la Vía Láctea, comenzó con síntomas similares, pero hasta la fecha se mantiene intacta. Sin embargo, se prevé que podrá explotar en 2022 ó 2023. Su estallido se observaría desde la Tierra a simple vista.

José De Marco
José De Marco
Redactor de Actualidad. Es corresponsal de Pueblos Asturianos en Asturias y colaborador de Ilusión Viajera. Antes pasó por distintos diarios argentinos y medios locales como el Diario La Nación. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Buenos Aires.

También podría interesarte

Las más vistas