Tipos de cometas: ¿Cómo se clasifican estos cuerpos celestes?

Los cometas, esos misteriosos brillantes en el cielo, nos fascinan con su belleza y su enigmática naturaleza. Para comprender mejor estos intrigantes cuerpos celestes, es esencial entender los diferentes tipos de cometas y sus características. Los cometas son clasificados según varios criterios, entre ellos, su tamaño, su período orbital y su origen. Estas clasificaciones nos permiten estudiar y comprender mejor la diversidad y la complejidad de estos objetos celestes.

Desde tiempos antiguos, los cometas han capturado la imaginación humana. Además, históricamente, han sido interpretados como presagios, fuentes de revelaciones o incluso como signos del fin de una época y el inicio de otra. La aparición recurrente de estos astros ha inspirado mitos y leyendas en todas las culturas del mundo. Por lo tanto, estos relatos han alimentado el interés por comprender su verdadero significado en el contexto del universo.

¿Qué son los cometas?

Los cometas son cuerpos celestes que orbitan dentro de nuestro Sistema Solar. Se formaron hace aproximadamente 4.600 millones de años, durante la creación del sistema solar, a partir de la nebulosa solar que colapsó para dar lugar a una gran cantidad de protoestrellas. Están compuestos por un núcleo sólido, mayoritariamente de hielo, que contiene también agua, roca y otras sustancias como amoniaco, metano y algunos metales.

A medida que se acercan al Sol en su órbita elíptica, el hielo del núcleo se sublima, convirtiéndose en gas y creando una atmósfera llamada coma o cabellera. Esta coma se agranda progresivamente y, debido al viento solar y el movimiento del cometa, se proyecta hacia atrás formando la característica cola de los cometas.

Cometa Hale-Bopp
Cometa Hale-Bopp

Tipos de cometas

Los cometas pueden clasificarse según varios criterios, incluyendo su tamaño, su período orbital y su origen. Durante la formación del Sistema Solar hace aproximadamente 4.600 millones de años, se crearon una variedad de cuerpos celestes, incluyendo cometas, a partir de la nebulosa solar en colapso. La diversidad en la composición y el tamaño de los materiales presentes en la nebulosa contribuyó a la formación de diferentes tipos de cometas con distintas características.

Los cometas pueden tener diferentes órbitas alrededor del Sol, lo que afecta su clasificación. Algunos cometas tienen órbitas de ciclo corto, lo que significa que completan su órbita en menos de 20 años, mientras que otros tienen órbitas de ciclo largo que pueden durar miles de años. Estas diferencias en las órbitas pueden estar relacionadas con su origen, ya sea del cinturón de Kuiper o de la Nube de Oort.

RELACIONADO |  ¿Qué es Oumuamua? Descifrando su misteriosa presencia

La interacción de los cometas con el Sol y otros cuerpos celestes puede afectar su tamaño, composición y comportamiento. Cuando un cometa se acerca al Sol, el calor puede causar la sublimación de hielo y otros materiales en su superficie. Creando una coma y una cola característica. Además, la influencia gravitacional de los planetas y otros cuerpos celestes puede alterar la órbita de un cometa y determinar su trayectoria futura.

Cometa Nishimura.
Cometa Nishimura.

Tamaño de los cometas

Los cometas, de variado tamaño, van desde núcleos diminutos hasta gigantesos. Los cometas enanos, menores de 1,5 kilómetros, son difíciles de estudiar. Los gigantes, de más de 50 kilómetros, dejan impresiones notables. Los medianos y grandes, de 3 a 10 kilómetros, son más comunes, ofreciendo oportunidades de estudio. El tamaño influye en su comportamiento y desarrollo de coma y cola al acercarse al Sol.

Clasificación según su órbita

La clasificación de los cometas según su órbita nos proporciona información relevante sobre su origen y evolución en el Sistema Solar. Por un lado, los cometas de ciclo corto tienden a proceder del cinturón de Kuiper. Por otro lado, los cometas de ciclo largo suelen originarse en la Nube de Oort, una región más alejada del Sistema Solar.

Clasificación según su comportamiento

Además de su tamaño y su órbita, los cometas también pueden clasificarse según su comportamiento observacional. Algunos cometas son periódicos, lo que significa que tienen órbitas que los llevan a regresar periódicamente alrededor del Sol. Otros cometas son no periódicos, lo que significa que tienen órbitas que no se repiten y pueden acercarse al Sol solo una vez en su vida útil. Estudiar el comportamiento de los cometas nos ayuda a comprender mejor la dinámica del Sistema Solar y la evolución de sus componentes a lo largo del tiempo.


Los cometas son fascinantes objetos celestes que nos ofrecen una ventana única al pasado y al futuro de nuestro Sistema Solar. Su diversidad en tamaño, órbita y comportamiento nos proporciona una oportunidad única para estudiar la evolución del Sistema Solar y comprender mejor nuestro lugar en el universo. Al clasificar y estudiar los diferentes tipos de cometas, podemos avanzar en nuestra comprensión de la formación y evolución de los cuerpos celestes y en nuestra búsqueda de respuestas a algunas de las preguntas más profundas sobre el origen y el destino del universo.

Micaela Rodriguez
Micaela Rodríguez es una redactora freelance con sede en Río Negro, Argentina. Colabora con Universo Actual desde agosto de 2022.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También podría interesarte

Lo más visto