La enigmática tribu Huaorani de la Amazonía está en peligro de extinción

Los Huaorani, Waorani o Waodani, también conocidos como los Waos, son una tribu indígena que habita en los bosques de la Amazonía. Es poseedora de una de las biodiversidades más abundantes del mundo y ahora corre peligro de desaparecer. La comunidad, cuenta en la actualidad con cerca de 4000 habitantes y se caracterizan por ser autosuficientes. Practican una economía auto-sostenible, no sobre exigiendo los recursos naturales de los que disponen.

La cultura de la Tribu Huaorani

Así se ven los pies de un integrante de la Tribu Huaorani
Así se ven los pies de un integrante de la Tribu Huaorani

Para cazar, utilizan lanzas y cerbatanas, siendo además, famosos por su habilidad para la caza. Sus sistemas de caza son ancestrales, y se alimentan de monos, tucanes, cerdos, guatusas, guantas y otros animales. Los niños colaboran en la alimentación, cooperando en la pesca, y las mujeres preparan bebidas a base de yuca y plátanos.

Solamente utilizan taparrabos y su cuerpo está expuesto a la intemperie. Los dedos de los pies, se han adaptado para trepar a los árboles, con el fin de recoger frutos y alcanzar a los monos, por lo que no utilizan ningún tipo de calzado.

Su organización social

Integrantes de la Tribu Huaorani
Integrantes de la Tribu Huaorani | Fotografía de Pete Oxford

Si tuviéramos que calificar su organización social hoy. Podríamos decir que es casi perfecta, ya que, se caracteriza por ser igualitaria y con énfasis en sistemas de parentesco extendido. Casi todas las tareas, son realizadas de forma indistinta por mujeres y hombres. En ocasiones las mujeres cazan y los hombres recolectan fruta silvestre y alimentan a sus hijos, y viceversa.

Lourdes Barragán, antropóloga del Centro de Planificación y Estudios Sociales, manifiesta que, los indígenas crean nuevos bosques dentro de sus parcelas. Lourdes mencionó que «Mientras preparan los terrenos, asocian los cultivos con otras plantas, como las frutales, las medicinales y las que sirven para elaborar artesanías. De cierta manera lo que hacen es reproducir lo que es la selva, pero en un nivel micro, que es la chacra» (sic).

Además, hay que tener en cuenta que las mujeres recogen semillas, en zonas vírgenes y libres de la mano del hombre, para experimentar su adaptación al medio. De cierta forma son creadoras de la biodiversidad.

«Un punto a destacar es la relación de respeto de los pueblos indígenas hacia la naturaleza. Ellos se consideran parte de las plantas, de los animales y del bosque. No hay una separación entre la naturaleza y la cultura» (sic), explica Barragán. Esto significa que para ellos no hay una diferenciación entre los mundos físico y espiritual.

Su relación con “la civilización”

Vivieron aislados hasta hace 60 años. Sin embargo, el descubrimiento de petróleo en su territorio, hizo que su existencia se vea amenazada, destruyendo lentamente su lengua y su cultura. Cuando se instaló Shell, los huaoranis, mataron a muchos trabajadores de la petrolera de manera salvaje, algo similar al caso de la Tribu Sentinel del Norte. Por ello fueron reubicados, para permitir la explotación del crudo.

Su relación con los forasteros, se caracterizan por el miedo y la hostilidad y pese a que hoy poseen Internet, su estilo de vida sigue siendo la caza, la pesca y la recolección.

Los mayores peligros para la Tribu Huaorani

Un Huaorani cazando en la Amazonía
Un Huaorani cazando en la Amazonía | Fotografía de Pete Oxford

El árbol emblemático de los huaoranis, es el kapok, que para ellos es sagrado. Además, los provee de la madera para hacer las cerbatanas que utilizan para cazar (tienen 4 metros de largo y pesan entre 10 y 15 kilos).

Esta especie arbórea, está desapareciendo con la tala indiscriminada y los incendios intencionales. A esto se suma, que, los monos que son su principal alimento, al ver reducido el ecosistema, van disminuyendo en número. Esta situación se ve agravada, por la actividad petrolera, ya que, los ríos se han contaminado impidiendo los ciclos normales de siembra y cosecha, alterando así, su capacidad productiva.

José De Marco
José De Marco
Redactor de Actualidad. Es corresponsal de Pueblos Asturianos en Asturias y colaborador de Ilusión Viajera. Antes pasó por distintos diarios argentinos y medios locales como el Diario La Nación. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Buenos Aires.

También podría interesarte

Las más vistas