¿Cuáles son las aplicaciones de la ley de Ohm?

La ley de Ohm, un pilar fundamental en el campo de la electricidad, a menudo pasa desapercibida en nuestra vida diaria, pero su influencia es ubicua en los rincones de nuestros hogares. Al explorar las aplicaciones de la ley ohm nos adentramos en un recorrido a través de la funcionalidad de la electricidad en diversos aspectos de nuestra rutina cotidiana. Desde la iluminación de nuestras habitaciones hasta la carga de dispositivos electrónicos, la ley garantiza que la corriente eléctrica fluya de manera eficiente y segura, contribuyendo así a la comodidad y funcionalidad de nuestros entornos domésticos.

Las aplicaciones de la ley de Ohm se manifiestan de manera evidente en la iluminación, donde la relación entre la corriente, el voltaje y la resistencia es esencial para el funcionamiento adecuado de bombillas y lámparas. Al comprender cómo la corriente eléctrica se comporta en estos escenarios, podemos apreciar mejor la ingeniería que permite que la electricidad fluya de manera coherente, garantizando el correcto funcionamiento de nuestros aparatos y sistemas eléctricos.

Cómo se aplica la ley de ohm en la vida cotidiana

La ley de Ohm, formulada por el físico alemán Georg Simon Ohm en 1827, establece la relación entre la corriente eléctrica, la diferencia de potencial y la resistencia en un circuito eléctrico. La fórmula matemática que la representa es I = V/R, donde I es la corriente en amperios, V es la tensión en voltios y R es la resistencia en ohmios. Ahora, veamos cómo esta ley se manifiesta en situaciones cotidianas.

Iluminación de tu hogar y una danza de electrones en cada bombilla

Uno de los ejemplos más evidentes de la ley de Ohm en acción es la iluminación de nuestro hogar. Cuando encendemos una bombilla, la corriente eléctrica fluye a través del filamento de tungsteno en su interior, actuando como un conductor. La diferencia de potencial entre los extremos de la bombilla genera resistencia en el filamento, dando como resultado la emisión de luz. Así, cada vez que enciendes una luz, estás experimentando directamente la aplicación de la ley de Ohm.

Uso de electrodomésticos

La ley de Ohm también se hace presente al utilizar electrodomésticos en casa. Al conectar una plancha o una tostadora a la corriente eléctrica, la resistencia interna de estos dispositivos determina la cantidad de corriente que fluye a través de ellos. La diferencia de potencial entre los extremos del electrodoméstico es esencial para su funcionamiento adecuado. Así que, cada vez que haces tostadas por la mañana, ten presente que es la ley de Ohm la que permite que tu tostadora haga su trabajo.

RELACIONADO |  ¿Son realmente ecológicas las bicicletas eléctricas?
Ley de Ohm
Aplicaciones de Ley de Ohm

El ritual diario de conectar y cargar

En la era digital, cargar dispositivos electrónicos como teléfonos móviles, tablets o laptops es una parte integral de nuestra rutina diaria. Al conectar el cargador a la corriente eléctrica, la resistencia del cable y del circuito interno del cargador determina la cantidad de corriente que se suministra al dispositivo para su carga adecuada. La ley de Ohm garantiza que tu dispositivo reciba la cantidad correcta de corriente para recargarse de manera eficiente. Además, siempre es bueno conocer la diferencia entre voltio y watt para administrar la energía de tu hogar.

Circuito de un automóvil, el motor que impulsa la ley de ohm

El sistema eléctrico de un automóvil sigue rigurosamente la ley de Ohm. La batería del vehículo suministra una diferencia de potencial que permite la circulación de corriente a través de los diferentes componentes del circuito, como las luces, el motor de arranque o la radio. La resistencia de cada componente determina la cantidad de corriente que fluye y asegura su correcto funcionamiento. Así que, la próxima vez que enciendas el motor, recuerda que es la ley de Ohm la que mantiene en marcha todo el sistema eléctrico de tu automóvil.

Estudio de electricidad con Ley de Ohm

Telecomunicaciones y conexiones eléctricas en el mundo moderno

La ley de Ohm también encuentra aplicación en los sistemas de telecomunicaciones. Desde los cables que llevan la señal hasta los dispositivos que la reciben, la ley juega un papel crucial en la transmisión eficiente de la corriente eléctrica. Así, cuando haces una llamada telefónica o te conectas a internet, es la ley de Ohm trabajando en segundo plano para garantizar una conexión estable y confiable.

La ley no es simplemente un concepto abstracto enseñado en aulas de física, sino una fuerza activa que impulsa la electricidad en nuestra vida cotidiana. Desde iluminar nuestros hogares hasta cargar nuestros dispositivos electrónicos, esta ley establece las reglas fundamentales que permiten que la electricidad fluya de manera eficiente y segura.


La próxima vez que enciendas una luz, conectes un electrodoméstico o cargues tu teléfono, recuerda que estás siendo testigo de las aplicaciones de la ley de Ohm en acción. Cada interruptor, cable y enchufe en tu hogar sigue las reglas establecidas por Georg Simon Ohm hace más de dos siglos. Así que, la próxima vez que te enfrentes a un problema eléctrico, ten en cuenta a nuestro amigo Ohm y aplícale su ley. ¡Que la corriente te acompañe!

Leonardo Linares
Redactor de Ciencia. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Buenos Aires.

También podría interesarte

Lo más visto