Cómo averiguar si tu gato es un psicópata y ayudarlo si es necesario

A través de diferentes señales, científicos británicos, descubrieron que todos los felinos, son poseedores de algún grado de psicopatía. Si notaste que a tu gato le gusta jugar con ratones o pájaros antes de matarlos, o si cuando estás molesto, parece desinteresado, es hora que te preguntes si tu gato no es una mascota psicópata.

Científicos y biólogos, creen que todos los felinos, tienen pequeñas dosis de locura, porque descienden de gatos monteses salvajes. Ello determinaría que posean rasgos psicopáticos.

¿Qué dicen los investigadores?

Al respecto, la investigadora principal de la Universidad John Moores de Liverpool y de la Universidad de Liverpool, en el Reino Unido, doctora Rebecca Evans, dijo: «Creemos que, como cualquier otro rasgo de la personalidad, la psicopatía está en un continuo, en el que algunos gatos obtendrán una puntuación más alta que otros».

También agregó: «Es probable que todos los gatos tengan un elemento de psicopatía. Esto se debe a que alguna vez habría sido útil para sus antepasados en términos de adquirir recursos. Por ejemplo, comida, territorio y oportunidades de apareamiento» (sic). En base a esto, desarrollaron un cuestionario para averiguar si tu gato tiene falta de empatía, rasgos psicopáticos o es solo una mascota llena de alegría.

Gato enojado
Fotografía de Getty Images

Signos que revelan la psicopatía en los gatos

Los académicos prepararon una escala, que los dueños de mascotas pueden usar, para analizar el nivel de psico y para medir la psicopatía de su amado gato, y la llamaron CAT-Tri +.

Los tres elementos principales son:

  • Emite maullidos en voz alta sin motivos aparentes.
  • Martiriza a su presa, en vez de matarla inmediatamente.
  • Es muy excitable, entra en «sobremarcha» y se vuelve descoordinado.

Al respecto la doctora Evans dice: «Creemos que, como cualquier otro rasgo de la personalidad, la psicopatía se encuentra en un continuo, en el que algunos gatos obtendrán una puntuación más alta que otros» (sic).

Es decir, de acuerdo a los resultados podrás medir rasgos como: agresividad cruel, falta de empatía o niveles de mezquindad del gato. Asimismo, podrás determinar la audacia, la falta de inhibición, el nivel de comportamiento antisocial hacia las personas y las mascotas, como también la crueldad sanguinaria de tu amado «gatito».

Conclusión

El fin de la prueba, es al solo efecto de reducir la cantidad de gatos que se envían a refugios o se sacrifican. También, ayudar a los dueños y veterinarios a identificar el comportamiento indeseable y realizar las correcciones necesarias para beneficiar al animal. A la vez, mejorar las relaciones entre los gatos y los dueños.

La doctora Evans dijo, además: «Expresiones felinas de miedo, p. Ej. parpadeo, lamerse la nariz: son sutiles y, a menudo, los propietarios los malinterpretan».

«Por lo tanto, los cambios repentinos en el estado de ánimo, p. Ej. actos de agresión: pueden parecer no provocados, pero de hecho pueden estar motivados por el miedo». Finalmente, añadió: «Esto podría ayudar a reducir las interacciones agonísticas entre los dueños de gatos y fomentar prácticas de entrenamiento felino más positivas» (sic).

José De Marco
José De Marco
Redactor de Actualidad. Es corresponsal de Pueblos Asturianos en Asturias y colaborador de Ilusión Viajera. Antes pasó por distintos diarios argentinos y medios locales como el Diario La Nación. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Buenos Aires.

También podría interesarte

Las más vistas