El aterrador encuentro de unos buzos, con una anaconda de siete metros

En una de las inmersiones, cuando exploraban el río Formoso, en Bonito, Mato Grosso do Sul, Brasil, el camarógrafo submarino Bartolomeo Bove y su amiga Juca Ygarape, se encontraron con uno de los reptiles más temidos del reino animal: una anaconda verde, que en este caso medía, ni más ni menos, que siete metros y pesaba alrededor de 90 kilos.

Los buzos de río a menudo viajan a esa zona con la esperanza de ver y filmar a los animales, dado que, la región es conocida por ser el hogar de anacondas. Ese día, los submarinistas se dedicaban a grabar al temible ofidio, mientras se encontraba reposando en el lecho del río, pero de pronto, la anaconda, de manera sorpresiva se acercó. Sin embargo, indiferente a la presencia humana, solamente exploró la cámara, tal cómo puede verse en la grabación que circula en la red.

Al respecto Bove comentó: «El comportamiento de la anaconda desmiente el mito de que es una criatura agresiva y violenta» (sic). Agregando: «Los ríos alrededor del área de Bonito son los únicos lugares en América del Sur donde se pueden encontrar anacondas en aguas cristalinas y, por lo tanto, es posible bucear con ellas», explicó Bove a la agencia Newsflare.

Características de las anacondas

Reconocidas por su gran habilidad para nadar, son unas de las serpientes más grandes del mundo. Pertenecen a la familia de las boas (Boidae), es decir son serpientes constrictoras, matando a sus presas por asfixia. Existen cuatro especies de anacondas y, su color dependerá a cual pertenece. 

  • La anaconda verde, (Eunectes murinus), es la más grande de las que viven en el continente sudamericano.
  • Anaconda boliviana, (Eunectes beniensis), es semejante en tamaño y color que la anaconda verde.
  • La anaconda amarilla, (Eunectes notaeus), es mucho más pequeña que la anaconda verde y la anaconda boliviana.
  • La anaconda de manchas oscuras, (Eunectes deschauenseei), es la de menor tamaño.
Anaconda gigante en Brasil
Uno de los buzos frente a la enorme anaconda | Fotografía de NewsFlare

Donde se encuentran

Habita en los siguientes países:  Guyana, Trinidad, Venezuela, Colombia, Brasil, Ecuador, Perú, Bolivia, Costa Rica, las islas del Caribe (región), México, Belice y hay una población en el Parque Nacional de los Everglades en el extremo sur del estado de Florida, Estados Unidos, y en forma endémica en la cuenca de los ríos Amazonas, Paraguay, Alto Paraná, Putumayo, Napo y Orinoco.

Precauciones que se deben tener

Salvo por defensa propia (cuando se la ataca o se la asusta), no tiende a atacar a los seres humanos, ya que estos no forman parte de su cadena trófica.

De todos modos, el biólogo Daniel De Granville, un gran conocedor de los ofidios dijo: «Dejo muy claro a los fotógrafos que no deben acercarse demasiado a las anacondas, y mucho menos tocarlas. Si el animal se siente incómodo, la expedición termina en ese momento» (sic). De esta expresiones se deduce que… si te tropiezas con una anaconda ¡¡huye despavorido!!

José De Marco
José De Marco
Redactor de Actualidad. Es corresponsal de Pueblos Asturianos en Asturias y colaborador de Ilusión Viajera. Antes pasó por distintos diarios argentinos y medios locales como el Diario La Nación. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Buenos Aires.

También podría interesarte

Las más vistas