Enigmática «cabaña» en la Luna vista por el ‘rover’ Yutu 2 de China

El periodista Andrew Jones, encargado de cubrir el Programa Espacial Chino, publicó las primeras imágenes de un misterioso objeto en forma de cubo, filmado en el cráter Von Kármán.

El astromóvil, se hallaba investigando el lado opuesto de la Luna, cuando detectó un enigmático cubo a unos ochenta metros. Se estima que el rover chino Yutu 2, llegará al lugar en dos o tres meses, obteniendo mejores fotografías a medida que se acerque.

Publicación del hallazgo

En una imagen difundida en WeChat por Our Space, un medio de divulgación científica en idioma chino asociado con la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA), en noviembre, en el día lunar de la misión N° 36, pudo observarse un objeto. A la distancia se asemejaba a una «cabaña misteriosa» (神秘 小屋). Sin embargo, es posible que esta haya sido una forma de denominarla por el formato y no una descripción exacta.

Jones, a través de una serie de tweets, compartió actualizaciones. En ellas se ve claramente, que no se trataba de un obelisco, ni de extraterrestres. Al respecto manifestó: «Así que, sí no es un obelisco o extraterrestres, pero ciertamente es algo para ver, es difícil discernir mucho en la imagen. Pero las rocas grandes (derecha) a veces son excavadas por impactos, como se ve en la misión Chang’e-3, que se lanzó hace 8 años el 1 de diciembre» (sic).

Teorías sobre el misterioso Moon Cube

Después de haber recorrido 680.000 metros desde su llegada a la Luna, son varias las teorías sobre la «cabaña misteriosa», o «casa misteriosa», como se ha dado en llamarla. Lo que parece ser un cubo, posee un rectángulo negro en el centro, que se asemeja a una puerta. Esto estimula la imaginación y llama a desarrollar las más variadas hipótesis.

Paul Byrne, profesor de Ciencias Planetarias y de la Tierra en la Universidad de Washington en St. Louis, pone sus pies sobre la tierra y aporta la respuesta más elemental y (tal vez) coherente, ya que dice: es un juego de rocas, luz y sombra. En una declaración a Inverse manifiesta: «No hay prácticamente nada más que pueda pensar que podría ser, a pesar de mi potencial falta de imaginación» (sic).

En sus considerandos, declara: «es posible que se hayan forjado por causas naturales. Muchos cantos rodados son bloques, cuadrados o cúbicos / cuboidales porque las rocas comúnmente desarrollan conjuntos de fracturas que dan como resultado bloques» (sic).

Los seres humanos padecemos de pareidolia (un fenómeno psicológico que consiste en reconocer patrones significativos en información aleatoria). Por ejemplo: cuando en 1976, el orbitador Viking 1 tomó una foto de una roca en la región de Cydonia, en Marte, todos creyeron que se trataba de una cara.

Cara misteriosa en Marte
La cara misteriosa hallada en Marte, en el año 1976 | Fotografía de NASA

¿Qué más podría ser?

Lo real es que, el constante bombardeo de meteoros y cometas, generan la dispersión de rocas. Todo ello en un lugar sin agua, sin clima, con una baja gravedad y en el cráter Von Kármán, de 186 kilómetros de diámetro, que se ubica en el Polo Sur lunar.

Otra explicación probable, es que sería una gran roca que ha sido excavada por un impacto. Dice Byrne: «Todavía tenemos mucho que aprender científicamente sobre la Luna. Su estructura interior, el nivel de actividad geológica allí hoy y la composición de una variedad de diferentes partes de la Luna» (sic). Finalmente completa: «¡Todo lo que aprendamos sobre un lugar que solo hemos visitado con humanos un puñado de veces será útil!» (sic).

José De Marco
José De Marco
Redactor de Actualidad. Es corresponsal de Pueblos Asturianos en Asturias y colaborador de Ilusión Viajera. Antes pasó por distintos diarios argentinos y medios locales como el Diario La Nación. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Buenos Aires.

También podría interesarte

Las más vistas