Habitar en la Luna sería posible, según una investigación científica

Con una temperatura ideal, un nuevo hallazgo a unos 385 mil kilómetros de la tierra podría significar refugio en próximas exploraciones humanas. ¿Podrá ser posible habitar en la Luna? Científicos de la NASA encuentran pozos y cuevas en ella, que conservan una temperatura estable para los humanos.

Este descubrimiento es dado a conocer por la nave espacial Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO). Aunque su relieve es algo característico y visible, no se conocía hasta la fecha la temperatura que poseían los mismos en su interior.

Descubrimiento de las cuevas lunares

A diferencia de la superficie de la Luna que alcanza hasta los 127° grados centígrados durante el día y por la noche -173° grados centígrados, estos pozos y cuevas conservan una temperatura promedio de 17° grados celsius, creando así un entorno térmico estable, haciendo viable la exploración en un futuro cercano.

Estos pozos fueron descubiertos en noviembre del 2009 y se anunció con ello el hallazgo de agua en la Luna. Todo ello luego de una operación realizada por la NASA y, desde entonces, los científicos se han preguntado si conducen a cuevas que podrían explorarse o usarse como refugio. Estos pozos o cuevas ofrecerían también cierta protección contra los rayos cósmicos, la radiación solar y los micrometeoritos.

Hallazgo pozos y cuevas lunares
Un gran túnel la Luna | Fotografía de NASA/Lunar Reconnaissance Orbiter Camera (LROC)/Science Operations Center (SOC)

¿De qué forma se crean estás cuevas?

La Luna es un cuerpo celeste rocoso. Su diámetro es de 3.474 kilómetros (un cuarto del diámetro del planeta Tierra) y es el único satélite natural que gira alrededor de la Tierra. Su formación podría deberse, según una de las últimas teorías, al resultado de la colisión entre la Tierra y Marte. A raíz del desprendimiento de fragmentos, se formó un cuerpo celeste en el que su magma se fundió hasta cristalizarse y así dar lugar a la corteza lunar.

RELACIONADO |  ¿Dónde está ubicado el JWST?

Se caracteriza por tener una superficie con cráteres profundos, altos sistemas montañosos y una atmósfera que, por sus particularidades, no puede contener gases como el oxígeno. Estas características se forman a raíz de impactos de asteroides, que debido a su atmósfera inconsistente, resultan en montañas de hasta 9.140 metros de altura y volcanes que se encuentran inactivos al día de hoy.

Se cree que al menos un porcentaje de las cuevas son tubos de lavas colapsados, según la investigación recientemente publicada en la revista «Geophysical Research Letters».

Temperaturas estables

El equipo de la UCLA y la universidad de Colorado, creen que las temperaturas estables se deben a la sombra proyectada por sus altas profundidades. Esto limitaría el calor de extremas temperaturas durante el día y las bajas temperaturas durante la noche.

Es posible que en un futuro habitemos nuevamente en cuevas, como en nuestros antepasados. Pero esta vez desde el único satélite natural que gira alrededor de la tierra, la Luna.

Micaela Rodriguez
Micaela Rodríguez es una redactora freelance con sede en Río Negro, Argentina. Colabora con Universo Actual desde agosto de 2022.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También podría interesarte

Lo más visto