Aprende a identificar la canela falsa de la verdadera con este método

La canela, ese condimento milenario que ha dejado una huella aromática en nuestras cocinas y corazones, revela una versatilidad que va más allá de su papel culinario. Desde tiempos remotos, la canela no solo ha embriagado nuestras recetas con su sabor único, sino que también ha desempeñado roles insospechados en diversos aspectos de la vida cotidiana. Este aromático tesoro ha sido empleado desde para aromatizar ambientes hasta para ahuyentar insectos. Sin embargo, en la era actual surge la pregunta, ¿cómo podemos distinguir la canela auténtica de la falsa?

Identificar canela falsa de verdadera se ha vuelto esencial en un mercado saturado de opciones. Al examinar las características físicas de la canela en rama o molida, así como su origen, se pueden obtener pistas valiosas. En este intrigante viaje a través de la historia y la cocina, identificar la canela auténtica no sólo preserva la autenticidad de nuestras recetas, sino que también nos conecta con la riqueza de una especia que ha trascendido fronteras y épocas.

Orígenes y propiedades saludables

La canela proviene del árbol de canelo, cuya corteza es la fuente de esta preciada especia. Este árbol, conocido por su frondosidad y tamaño, se cultiva principalmente en climas húmedos. Además de su uso culinario, la canela ofrece una serie de beneficios para la salud. Esta especia tiene propiedades que benefician al sistema digestivo, ayuda en problemas gastrointestinales.

Además, controla los niveles de glucosa en la sangre para quienes padecen diabetes, contribuye en la reducción de la tensión sanguínea y actúa como un estimulante cerebral, mejorando la atención y la memoria. La canela se incorpora fácilmente en nuestra dieta diaria, desde infusiones de té hasta postres como el arroz con leche.

Un viaje a través de la historia de la canela

La canela ha tenido un valor extraordinario a lo largo de la historia. Durante el Imperio Romano, era considerada un tesoro costoso, superando en precio a la plata en más de quince veces. Aunque la razón de esta alta valoración no está completamente clara, la canela se ha vuelto mucho más accesible en la actualidad. Esto nos permite disfrutar de sus bondades sin sacrificar nuestro bolsillo. Este viaje a través de la historia de la canela nos muestra cómo una especia tan cotidiana ha tenido un pasado fascinante y ha evolucionado para convertirse en un elemento esencial en nuestras cocinas.

RELACIONADO |  Estos son los destilados de agave y sus regulaciones
Canela en rama

Identificar canela falsa de la real

La clave para apreciar plenamente los beneficios de la canela radica en saber diferenciar entre la canela real y la falsa, especialmente considerando que en México se encuentran ambas variedades. La canela Ceilán, proveniente de Asia del Sur, y la canela cassia, originaria de China, son las dos opciones disponibles en el mercado, siendo esta última considerada como la «falsa». La diferenciación entre ambas se basa en el color, sabor y apariencia.

¿En qué se diferencian?

La canela Ceilán se distingue por su color más claro y su sabor dulce pero suave. Su apariencia es delicada, con una corteza fina fácil de romper, y suele presentarse en una única vuelta. Por otro lado, la canela cassia tiene un tono más oscuro y un sabor más intenso y amargo. Su corteza es más gruesa y dura, enroscándose en dos vueltas o más. Con estos detalles en mente, es posible evitar confusiones al comprar canela en el supermercado.

Compartiendo sabiduría culinaria

En conclusión, la canela va más allá de ser simplemente un condimento en nuestras cocinas; es una especia versátil con una historia rica y beneficios saludables. Identificar la canela real de la falsa se vuelve esencial para aprovechar al máximo sus propiedades y garantizar una experiencia culinaria auténtica. La canela Ceilán y la canela cassia ofrecen perfiles de sabor distintos, y conocer estas diferencias nos permite tomar decisiones informadas al comprar.

Hoy en día la información es clave y compartir conocimientos sobre la canela nos permite disfrutar de sus beneficios de manera consciente y saludable. La próxima vez que disfrutes de un té con canela o prepares tu postre favorito, sabrás que estás haciendo una elección informada y sabrosa.

Leonardo Linares
Redactor de Ciencia. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Buenos Aires.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También podría interesarte

Lo más visto