Estas son las 4 cascadas más altas de Mexico

México, con su diversa geografía, se erige como un lienzo majestuoso que captura la esencia de la belleza y la naturaleza con paisajes que parecen sacados de un cuento de hadas. Aquí, entre montañas, bosques y selvas, nos aguarda un tesoro natural: las cascadas. No son solo caídas de agua; son como postales vivientes de la increíble Madre Naturaleza. Entre esta sinfonía acuática, se destacan las 4 cascadas mas altas de Mexico

Son como las reinas de un espectáculo mágico, donde cada una cuenta su propia historia. En este viaje hacia las alturas, donde la majestuosidad de estas caídas de agua nos hará sentir como pequeñas hormiguitas, nos maravillaremos por la grandiosidad que solo México puede ofrecer. ¡Prepárate para dejarte envolver por la magia natural de estas maravillas acuáticas!

¿Qué debemos saber antes de visitarlas?

Antes de embarcarte en la emocionante aventura de visitar las impresionantes cascadas de México, es crucial tener en cuenta algunos cuidados para garantizar una experiencia segura y respetuosa con el entorno natural. En primer lugar, asegúrate de informarte sobre las condiciones climáticas y estacionales, ya que estas pueden afectar la accesibilidad y el nivel de caudal de las cascadas.

Equiparte con calzado adecuado y ropa cómoda es esencial, especialmente si planeas explorar senderos o terrenos irregulares. Respeta las normativas y restricciones del área protegida, evitando cualquier actividad que pueda dañar la flora o fauna local. Lleva contigo suficiente agua y alimentos, y no olvides recoger tus residuos para preservar la belleza natural del lugar.

En resumen, al disfrutar de estas maravillas naturales, adoptar prácticas responsables asegurará que tanto tú como las cascadas sigan siendo tesoros invaluables para las generaciones futuras. A continuación les cuales son las 4 cascadas más altas registradas en Mexico, que se alzan con una altura que desafía la imaginación. La lista va de menor a mayor:

1. Cascada velo de Novia, en Chiapas

Cascada Velo de Novia
Cascada Velo de Novia, una de las más altas de México

Entre las encantadoras Cascadas El Chiflón en Chiapas, se encuentra Velo de Novia, una maravilla que forma parte de este sistema de caídas de agua cerca de Comitán de Domínguez. Con cinco actos majestuosos, incluyendo El Suspiro, Ala de Ángel, Arcoíris, Quinceañera, y la imponente Velo de Novia, con sus 120 metros de altura, alimentada por las aguas del río San Vicente. Este paraíso acuático crea albercas naturales de un color turquesa deslumbrante, rodeadas de una exuberante vegetación selvática que añade un toque de ensueño a la escena.

RELACIONADO |  La Muñeca Lele, un icono de la cultura mexicana

2. Cascada de Tulimán, en Puebla

Cascada de Tulimán
Cascada de Tulimán | Créditos: Andrés Lobato

A menudo eclipsada por su vecina, la Cascada Basaseachi, se encuentra la segunda cascada más alta de México. Se llama Tulimán y está ubicada en un paradisíaco rincón natural de Puebla. Con tres caídas escalonadas que suman aproximadamente 315 metros de altura, superando a Basaseachi, Tulimán se encuentra en el Parque Ecoturístico Cascadas Tulimán, cerca de Zacatlán de las Manzanas. Este paraíso esconde una poza refrescante y ofrece una experiencia natural completa con cabañas, tirolesas y un restaurante.

3. Cascada Basaseachi, en Chihuahua

Cascada Basaseachi
Vistas de la Cascada Basaseachi

En las Barrancas del Cobre, Chihuahua, la Cascada Basaseachi se alza como una joya natural en la Sierra Tarahumara. Rodeada de formaciones rocosas fascinantes y bosques de pinos, esta caída de 246 metros se nutre de la unión de los arroyos Durazno y Basaseachi. Durante la temporada de lluvias, de julio a septiembre, la cascada alcanza su máxima espectacularidad, ofreciendo una vista impresionante de la fuerza de la naturaleza.

4. Cascada de Piedra Volada, en Chihuahua

Cascada de Piedra Volada
Cascada de Piedra Volada | Créditos: Mxcity

Liderando la lista como la cascada más alta de México, la Cascada de Piedra Volada se encuentra también en el Parque Nacional Cascada de Basaseachi, en Chihuahua. Con una impresionante altura de 453 metros, esta maravilla supera significativamente construcciones emblemáticas, como la Torre Mítikah y las Torres Obispado. Sin embargo, su grandeza es efímera, ya que solo se revela en todo su esplendor durante la temporada de lluvias. Para aquellos que buscan una experiencia única, este monumento temporal es un recordatorio impactante de la imprevisibilidad y la asombrosa belleza de la naturaleza.


Estas cascadas no solo son testimonios visuales de la grandeza de México, sino también destinos que nos invitan a reflexionar sobre nuestra conexión con la tierra. En cada gota que cae y en cada rugido que emana de estas caídas de agua, podemos sentir la fuerza y la serenidad que solo la naturaleza puede proporcionar. ¡Embárcate en un viaje hacia las alturas y descubre la magia que reside en las cascadas más altas de México!

Leonardo Linares
Redactor de Ciencia. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Buenos Aires.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También podría interesarte

Lo más visto