Los 10 lugares más peligrosos del mundo

El planeta está repleto de paisajes fascinantes y lugares asombrosos, pero en muchos de ellos se esconden pavorosos peligros, que los hacen dignos de una película de terror. Estos son algunos de los lugares más peligrosos del mundo, entre ellos lagos, islas, selvas, ríos, desiertos, carreteras, volcanes y hasta aterradores jardines.

1. Lake Natron, Tanzania

Lake Natron, Tanzania
Lake Natron en Tanzania | Fotografía de Getty Images

Este lago es uno de los lugares más peligrosos del mundo, ya que, ningún ser vivo puede internarse en él. El carbonato de sodio y los minerales que caen de las colinas que la rodean, hace que alcance un pH de 10,5. Esto provoca que, aquellos animales que no se hayan adaptado al medio, puedan quemarse la piel y los ojos.

Es tan alto el grado de alcalinidad que, algunos animales que murieron en el lago, se han «petrificado», ya que, los egipcios utilizaban el carbonato de calcio para el proceso de embalsamamiento.

2. Isla de las Serpientes, Brasil

La Isla de las Serpientes, uno de los lugares más peligrosos del mundo
La Isla de las Serpientes, uno de los lugares más peligrosos del mundo

La isla de Queimada Grande, es el único lugar del planeta que alberga a la Golden Lancehead Viper, una mortal serpiente venenosa, cuya ponzoña es tan potente que puede consumir la carne humana, hasta derretirla. En Brasil casi el 90 % de las muertes por picadura de serpientes es debido a esta letal especie.

La Snake Island se ubica a 150 kilómetros de São Paulo, y se estima que hay entre uno y cinco ejemplares por metro cuadrado. Esto la convierte en uno de los lugares más peligrosos del mundo, es por ello que, las autoridades no permiten visitantes y la Armada de Brasil ha prohibido expresamente que cualquier persona desembarque en la isla.

3. Río Shanay-timpishka, Perú

Río Shanay-timpishka, Perú
Juan Flores, un chamán que conoce la zona del Río hirviente casi a la perfección | Fotografía de Sofía Ruzo

Cualquier caminante desprevenido, que recorriera las cercanías del pueblo de Honoria en la Amazonía peruana, podría suponer que, en su paseo halló un río que, a primera vista parece tener unos 25 metros de ancho. Avanzando por la costa, el río que comienza con una temperatura normal, de pronto, se calienta, luego se enfría nuevamente y después vuelve a calentarse, así varias veces.

Durante el paseo, hay unas piscinas termales y cascadas de agua casi hirviendo de 6 metros de altura. La temperatura del agua llega a alcanzar los 95°, suficientes para acabar con cualquier forma de vida, incluso la humana. Los aborígenes llaman a este río, Shanay-timpishka, que significa «hervido con el calor del Sol».

4. Desierto de Danakil, Eritrea

Desierto de Danakil, Eritrea
Desierto de Danakil, en Eritrea | Fotografía de Getty Images

Este lugar de la Tierra, es considerado como el más caluroso del planeta. Es una depresión geológica, causada por tres placas tectónicas y es el desierto «más peligroso del mundo». Con volcanes, lagos de lava y salados y manantiales de ácidos, que le dan el aspecto de un paisaje surrealista.

En la Depresión de Danakil, se encontraron en 1974, los restos de Lucy, una humanoide de tres millones doscientos mil años, que en la actualidad se exhibe en el Museo Nacional de Addis Abeba. El lugar es maloliente, sofocante e insano, con manantiales de azufre y contiene uno de los ocho lagos de lava que existen en el mundo.

5. El «Tapón del Darién», Colombia / Panamá

El Tapón del Darién
Coche abandonado en el «Tapón del Darién» | Fotografía de Getty Images

Ubicado en la frontera de Colombia y Panamá, el «Tapón de Darién», es una región difícil de atravesar, un rectángulo de casi 26.000 kilómetros cuadrados de pantanos, montañas y selva tropical. Abarrotada de serpientes venenosas, guerrilleros de ambos países y maleantes de todo tipo, solo fue cruzada (y documentada) una vez en los últimos sesenta años.

En la actualidad, se convirtió en el paso obligado de migrantes clandestinos, que a diario arriesgan su vida, exponiéndose a robos, secuestros, vejaciones y muerte, transformándola en una de las travesías más angustiantes y peligrosas del mundo.

6. Isla Sentinel del Norte, India

Habitantes de la tribu Sentinel

La primera noticia que se tuvo de la isla Sentinel, fue en 1771, cuando un barco de la Compañía de las Indias Orientales pasó cerca y vio luces. Sin embargo, no fue hasta casi un siglo después, en 1867 cuando el barco mercante Nineveh encalló en los arrecifes de coral, debiendo los tripulantes llegar en botes a la costa. Meses después un barco de la Royal Navy, los encontró a todos asesinados con flechas.

A partir de entonces y durante más de 200 años todas las expediciones a la isla fracasaron, por la agresividad de los habitantes, entre los que se encuentra la peligrosa tribu sentinelOficialmente, es territorio indio, pero la India no lo controla. De hecho, prohíbe terminantemente acercarse a menos de 5,6 kilómetros de sus costas y, pese a que los sentineleses están catalogados como asiáticos, sus rasgos físicos se corresponden al de los africanos de hace 60.000 años.

7. Camino a los Yungas, Bolivia

Camino a los Yungas entre los lugares más peligrosos del mundo
Camino a los Yungas, en Bolivia | Fotografía de Getty Images

Muchos la consideran la carretera más peligrosa del planeta. Es una ruta en la que casi 70 kilómetros de su recorrido total (80 kilómetros entre Coroico y La Paz), transcurren entre subidas y bajadas por caminos serpenteantes, zonas de nieblas, acantilados, cascadas y deslizamientos de tierra.

Año tras año, más de 300 conductores pierden la vida, colocándola en el podio de las carreteras más peligrosas del mundo. Se trata de un terreno montañoso, donde la carretera une la selva amazónica con la capital boliviana, debiendo atravesar los puntos más altos del altiplano, que en algunos puntos alcanza los 4000 metros sobre el nivel del mar.

8. Death Valley, Estados Unidos

Valle de la muerte, en Estados Unidos
Vistas del Valle de la muerte | Fotografía de Getty Images

Conocido como uno de los lugares más calurosos, secos y bajos del mundo, el «Valle de la Muerte», se ubica entre los estados de California y Nevada. En julio del 2018, su temperatura alcanzó un promedio de casi 53 grados centígrados.

Como hecho contrastante, los picos que la rodean están cubiertos de nieve en invierno y las extrañas tormentas crean pequeños oasis que se abarrotan de pececillos, una gran diversidad de vida salvaje y extensos campos de flores silvestres.

Debe su nombre a que, entre 1849 y 1850 un grupo de colonos se perdió en el valle y cuando estaban al borde de la muerte, aparecieron dos jóvenes exploradores, William Lewis Manly y John Rogers, que los rescataron. Fue en ese instante en que, uno de los hombres rescatados pronunció: adiós «Valle de la Muerte», que fue como en lo sucesivo se conoció el lugar más extraño de la Tierra.

9. El cráter de Darvaz, Turkmenistán

El cráter de Darvaz, uno de los lugares más peligrosos del mundo
El cráter de Darvaz, uno de los lugares más peligrosos del mundo | Fotografía de Getty Images

El Cráter de Darvaza, también conocido como «Las puertas de Infierno» o La puerta del Infierno, es una reserva de gas metano natural, que fue descubierto en los años 70 cerca del pueblo de Darvaza, en Turkmenistán.

El cráter tiene casi 70 metros de diámetro y una profundidad de alrededor de 30 metros y, a medida que te acercas, se escucha el sonido de las llamas y el calor es cada vez más intenso. El gobierno, con el fin de evitar accidentes trágicos, construyó una valla de metal alrededor del cráter.

Comenzó a arder por un error de los geólogos que, al descubrir gas en una cueva subterránea, le prendieron fuego para evitar su difusión y eso provocó que desde 1971 a la fecha, ha ardido constantemente, por lo que, se ha ganado merecidamente el título de uno de los diez lugares más peligrosos del mundo.

10. Jardín Alnwick Poison, Reino Unido

Jardín Alnwick Poison, Reino Unido
Advertencia en el Jardín Alnwick Poison | Fotografía de Getty Images

Uno de los jardines más bellos de Inglaterra es el Alnwick Garden, donde grandes hileras de fragantes rosas, se confunden con hermosas fuentes con cascadas. Pero cuidado, detrás de unas intimidantes puertas de hierro negras, se esconde uno de los jardines más ponzoñosos del mundo.

Es que, en este sector del parque botánico, florecen más de 100 especies de plantas, capaces de quitarle la vida a cualquiera que se atreva con ellas. Solo se puede recorrer bajo la estricta vigilancia de guías especializados. Además, está terminantemente prohibido probar, oler o tocar cualquier planta, incluso algunos visitantes han sufrido desmayos, con solo inhalar los vapores tóxicos de algunas de las especies.

Este exótico y peligroso jardín fue creado en 1995 por Jane Percy, duquesa de Northumberland. Como punto de partida para la educación sobre estupefacientes, cultiva variedad de drogas, desde plantas de coca hasta cannabis. Al respecto dice la duquesa: «Es una forma de educar a los niños sin que se den cuenta de que están siendo educados» (sic).


Ahora que sabes que existen, ¿te animarías a conocer alguno de estos diez lugares? Te leemos en los comentarios.

José De Marco
José De Marco
Redactor de Actualidad. Es corresponsal de Pueblos Asturianos en Asturias y colaborador de Ilusión Viajera. Antes pasó por distintos diarios argentinos y medios locales como el Diario La Nación. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Buenos Aires.

También podría interesarte

Las más vistas