Que son los alebrijes y porqué se han convertido en una tradición

Si has tenido la oportunidad de visitar México y te has llevado contigo una artesanía en forma de animal colorido y fantástico, posiblemente tengas en tus manos un alebrije. Estas cautivadoras creaciones son parte de una antigua tradición mexicana que combina la destreza artesanal con la imaginación desbordante. En este artículo, exploraremos que son los alebrijes, desde su origen hasta su presencia actual en la cultura y el arte mexicanos.

¿Qué son los alebrijes?

Primero y ante todo, un alebrije es una obra maestra de la artesanía mexicana creada con la técnica de la cartonería. Estas figuras, llenas de vida y color, fusionan características de diversos animales, ya sean reales o imaginarios, dando vida a criaturas únicas. La esencia de los alebrijes radica en su elaboración artesanal y en la explosión de colores vibrantes que los distingue.

La técnica detrás de los alebrijes es la cartonería, un arte que implica dar forma al papel humedecido y luego endurecerlo con engrudo para construir las figuras. Este método ha dado vida a diversas creaciones, desde piñatas y toritos hasta las famosas catrinas y diablitos. Entre estas piezas, los alebrijes destacan por su singularidad y riqueza visual.

El origen de los alebrijes

La historia de los alebrijes tiene su punto de inicio con Pedro Linares, un destacado artista del barrio La Merced, cerca del centro histórico de la Ciudad de México. Con una tradición artesanal heredada de su padre y abuelo, Linares creaba piezas de papel maché, como piñatas y esqueletos para la quema de Judas.

A los 30 años, tras enfrentar una enfermedad que lo sumió en un sueño profundo, Linares vivió un encuentro surreal en un bosque lleno de coloridas criaturas. Entre ellas, un burro con alas, un león con cabeza de perro y hasta un gallo con cuernos de toro. Estos seres le repetían constantemente una palabra: alebrijes. Al despertar, Linares decidió dar vida a estas criaturas a través de su habilidad artesanal.

Aunque el origen de los alebrijes está ligado a la Ciudad de México, otros estados, como Oaxaca, adoptaron la tradición. Manuel Jiménez Ramírez de San Martín en Oaxaca fusionó la tradición de la madera tallada con las ideas de Pedro Linares, dando lugar a nuevas interpretaciones de estas coloridas figuras.

Alebrijes
Los alebrijes se han convertido en una tradición

Proceso de creación y materiales

En sus inicios, los artesanos extraían los colores de pigmentos naturales como la cal, la miel, y la madera del árbol de copal, la grana cochinilla, el añil o el jugo de limón. Sin embargo, en la actualidad, muchos prefieren utilizar pintura acrílica para garantizar una mayor durabilidad.

La evolución de los primeros alebrijes

Las primeras creaciones de alebrijes eran distintas a las que conocemos hoy. Carecían de los colores y patrones característicos. Diego Rivera, apasionado por la quema de Judas, descubrió estas figuras en los talleres de Pedro Linares. Fascinado, llevó numerosas piezas a su hogar, marcando el inicio de la evolución hacia los alebrijes coloridos y detallados que conocemos hoy.

RELACIONADO |  Explora la historia tejida en la tradicional vestimenta del huapango

En 1975, la cineasta Judith Bronowski documentó el trabajo de Pedro Linares, catapultándolo a la fama internacional. En 1990, Linares recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en reconocimiento a su contribución al arte popular mexicano.

Los Alebrijes en la actualidad

Los alebrijes no solo son figuras de arte; se han convertido en iconos culturales de México. Desde 2007, el Museo de Arte Popular de la Ciudad de México organiza el desfile de alebrijes monumentales conocido como la “Noche de los Alebrijes”. Cada año, se crean piezas de hasta cuatro metros de altura, desfilando por el centro histórico de la ciudad, celebrando así las artes y la cultura folclórica mexicana.

Alebrijes típicos de México
Estas artesanías son típicas de México

Simbolismo y significado de los alebrijes

Regalar un alebrije va más allá de un gesto artístico. En la tradición mexicana, se cree que estas coloridas criaturas ayudan a «espantar» los malos espíritus, especialmente aquellos alebrijes con aspecto más «monstruoso». Además, se consideran símbolos de buena suerte.

La riqueza cromática de los alebrijes no es solo estética; cada color tiene su propio significado. El verde simboliza la naturaleza y la empatía, el rosa representa el amor y la sensibilidad, el naranja libera emociones negativas, el amarillo expresa alegría y lujo, el azul refleja tranquilidad y el café establece la conexión con la tierra y los animales.

En este mundo de colores y formas, también surge la pregunta resonante sobre ‘¿Quién es La Catrina?‘, una figura icónica en la tradición mexicana que también encuentra su lugar entre las expresiones artísticas y simbólicas que llenan de significado nuestras celebraciones.

Alebrijes de Oaxaca, una tradición adoptada

Aunque los alebrijes nacieron en la Ciudad de México, Oaxaca adoptó la tradición y le dio su propio giro. Los artesanos de Oaxaca crean alebrijes de madera de copal, teñidos con pigmentos naturales como ceniza, bicarbonato, cal y miel. Detalles adicionales se agregan con añil, huitlacoche o cochinilla.

Comunidades como San Antonino Arrazola, San Martín Tilcajete y La Unión Tejalapam se han convertido en centros especializados en la creación de alebrijes, manteniendo viva la esencia de estas criaturas mágicas.


Los alebrijes son más que simples figuras; son una manifestación de la creatividad y la habilidad artesanal mexicana. Desde su origen con Pedro Linares hasta su presencia en la actualidad, estas criaturas coloridas han evolucionado, convirtiéndose en embajadoras culturales de México. Al regalar o apreciar un alebrije, nos sumergimos en un mundo de imaginación, tradición y significado cultural que perdura a lo largo del tiempo.

Nacho Velardi
CEO y Redactor de Viajes, Medio ambiente y Deportes. Es creador de contenido en Ilusión Viajera. Además, trabaja en distintos blogs de viajes como Pueblos Asturianos y Viajar.

También podría interesarte

Lo más visto