Una tormenta solar golpeará la tierra esta semana, ¿cuáles serán sus consecuencias?

Según se informa, en los últimos días ha habido varias erupciones de CME «eyección de masa coronal» proveniente de nuestra estrella, el Sol. Se denomina CME a una onda de radiación y viento solar que desprende el sol en el periodo llamado actividad máxima solar.

Pero tambien se ha observado un agujero coronal, con estructura similar a un agujero negro. Estos agujeros surgen cuando se expulsa el campo magnético directamente al espacio, en lugar de regresar a la superficie en forma de bucle y este impactaría sobre la Tierra.

Se estima su impacto para este Jueves

El Centro de Predicción del Clima Espacial (SWPC) de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) espera que esta tormenta de clase G1, de menor intensidad, impacte en la Tierra durante el jueves y viernes de esta semana. Esta grieta provocada en el campo magnético de la tierra, da paso a que los vientos solares ingresen a la magnetosfera de nuestro planeta, región que nos protege de las partículas solares y cósmicas dañinas.

Este fenómeno de llamarada como un filamento en forma de serpiente, tal lo describió Tamitha Skov, científica de la NASA, proviene del Sol y su impacto podría tener algunas consecuencias.

Sistema solar en órbita
Sistema solar en órbita

Las consecuencias de este impacto

Aunque la tormenta se trate por el momento de una clase G1, su impacto será un golpe directo. Se habla de que, podría provocar interrupciones e interferencias con las señales de Radio y GPS, además de interferir con las operaciones de los satélites y debilitar las redes eléctricas. En el peor de los casos, si esta radiación tiene suficiente energía para calentar y distorsionar la ionosfera, podría dejar fuera de servicio toda la red de comunicaciones.

RELACIONADO |  Exoplanetas errantes, ¿existen? Descubre qué son y cómo se forman

La NOAA también advierte que este impacto afectará en gran medida a los animales migratorios. Por otra parte, este impacto de partículas cargadas por el Sol chocando sobre nuestra atmósfera y campo magnético, provocarán la formación de hermosas auroras.

La NASA aún no está segura

Pero no todo está dicho; «La orientación magnética de esta tormenta solar va a ser difícil de predecir. Pueden darse condiciones de nivel G2 (posiblemente G3) si el campo magnético de esta tormenta está orientado hacia el sur», explicaban en un tuit los científicos de la NASA.

Estos fenómenos solares, según lo estudiado hasta el momento, son frecuentes cuando el Sol experimenta sus periodos más activos. Estos acontecimientos se darían aproximadamente cada 11 años. Por lo que estas tormentas pueden ser bastante comunes. Los científicos realizarán un seguimiento y estudiarán el número de manchas solares para expresar numéricamente la magnitud de estos cambios.

Las manchas solares son zonas en donde es más probable que se den las llamaradas, ya que los campos magnéticos en estas regiones activas tienen la particularidad de acumular suficiente energía para explosionar lanzando ráfagas de radiación intensas al Sistema Solar, pudiendo interactuar con nuestra atmósfera.

La tormenta solar de 1859

Aunque la tormenta esperada para este Jueves 25 de Agosto es de una leve intensidad, no siempre ha ocurrido así. En septiembre de 1859 impactó una tormenta geomagnética causada por una CME que provocó diversos incendios. Esto fue por la intensidad que alcanzaron las corrientes eléctricas en los cables e incluso se observaron casos de electrocución. A este fenómeno se lo denominó, evento «Carrington» por Richard Carrington, el astrónomo que observó la fulguración.

Micaela Rodriguez
Micaela Rodríguez es una redactora freelance con sede en Río Negro, Argentina. Colabora con Universo Actual desde agosto de 2022.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También podría interesarte

Lo más visto