10 de los volcanes más peligrosos del mundo

Para determinar cuales son los volcanes más peligrosos del mundo, lo primero que se debe valorar, es la capacidad de daño que pueden causarle a las poblaciones vecinas. Por ejemplo: el lugar más inaccesible y aislado del Planeta Tierra es el Punto Nemo, un sitio que tiene una línea submarina de actividad volcánica, determinada por el límite de las placas tectónicas del Pacífico y de Nazca. Se trata de una zona volcánica muy activa, pero que no representa un riesgo para el ser humano.

¿Qué son los volcanes?

Los volcanes son fenómenos naturales, y no son casuales, ya que, su formación está determinada por una rotura en las placas tectónicas, haciendo que el magma que contiene el núcleo terrestre salga a la superficie.

El magma es el líquido incandescente, cuya temperatura puede alcanzar entre los 800ºC y más de 1.200ºC. Cada vez que un volcán expulsa magma, se dice que ha habido una erupción. Los volcanes pueden ser activos o inactivos, lo que dependerá de la frecuencia de las erupciones.

Por supuesto, los activos son los más peligrosos, dado que, es más factible que cause daños en el entorno, por la posibilidad de producir expulsiones de magma, y cuya activación depende fundamentalmente de la actividad en el núcleo del planeta. Además, el término volcán, proviene de ‘Vulcano’, el dios de fuego de la cultura romana. Dicho esto, comencemos con los 10 volcanes más peligrosos del mundo.

1. Monte Vesubio, Italia

Monte Vesubio
Vistas del Monte Vesubio | Fotografía de Getty Images

Situado cerca de la ciudad de Nápoles, este monte de 1281 metros de altura, es famoso por la erupción del año 79 d.C., cuando destruyó las ciudades de Pompeya y Herculano. La última actividad volcánica fue en 1944, y actualmente se halla en reposo. Esto lo hace potencialmente peligroso, dado que después de mucho tiempo, la reactivación puede tener un potencial destructivo mayor, quedando expuestas más de seis millones de personas.

2. Popocatépetl, México

Volcán Popocatépetl
Popocatépetl, en México | Fotografía de Getty Images

Se encuentra a 70 kilómetros del Distrito Federal, lo que lo convierte en potencialmente peligroso, ya que la región es habitada por casi 20 millones de personas. Pese a ser un volcán que tiene unos 730,000 años de antigüedad, es remanente de volcanes antiguos que colapsaron, habiéndose mantenido en reposo.

En 1991 se reactivó, y a partir de 1994 intensificó su actividad, expulsando grandes cantidades de cenizas y lava. Tiene una altura de 5.452 metros, el diámetro de su cráter es de 900 metros y alcanza una profundidad de 150 metros.

3. Etna, Italia

Volcán Etna, Italia
Erupción del Etna en el año 2017 | Fotografía de Getty Images

Este volcán está ubicado en Sicilia, una de las islas italianas más bonitas. Tiene una altitud de 3357 metros (en su última erupción aumentó su altura en 35 metros), siendo el más alto de la placa Euroasiática y uno de los volcanes más peligrosos del mundo.

En 1669 un estallido llegó a la ciudad de Catania, destruyendo la villa de Nicolasi y arrojando 830.000.000 de m³ de lava. En 1992 una erupción de igual magnitud, destruyó grandes extensiones de la isla, siendo el 16 de marzo de 2017 su última erupción. Es mundialmente conocido, por ser el volcán más activo de Europa, sus frecuentes erupciones y la considerable cantidad de lava que arroja en sus estallidos.

4. Eyjafjallajokull, Islandia

Volcán Eyjafjallajokull
Volcán Eyjafjallajokull | Fotografía de Getty Images

Situado en la tierra de hielo y fuego, el Eyjafjallajokull, se eleva cerca de la ciudad de Reikiavik, en Islandia. Es un estratovolcán (alterna capas de lava ácida y de cenizas), y los gases salen al exterior mediante una fuerte explosión. Ubicado sobre las placas de Norteamérica y la Euroasiática, es una zona de intensa actividad sísmica y volcánica.

El 20 de marzo de 2010, entró en erupción por última vez y, las gigantescas columnas de cenizas, obstaculizaron durante una semana el tráfico aéreo, según informó el Instituto Meteorológico de Islandia.

5. Merapi, Indonesia

Merapi, uno de los volcanes más peligrosos del mundo en Indonesia
Destrozos ocasionados por el volcán Merapi en el año 2010 | Fotografía de Getty Images

Otro de los volcanes más peligrosos del mundo se encuentra en el centro de Indonesia. Precisamente en la isla de Java, cerca de la ciudad de Yogyakarta, de 3 millones de habitantes. Tiene 2968 metros de altura y entró en erupción en noviembre pasado sin consecuencias de gravedad, de acuerdo a lo informado por el Centro de Mitigación de Riesgos Geológicos y Vulcanología de ese país.

Se trata del volcán más inestable de Indonesia, y generó grandes corrientes de lava por sus laderas, a la vez que arrojó gases, cenizas y humo. La erupción más grave se registró el 26 de octubre de 2010, causando un terremoto de 7,7 en la escala de Richter, y provocando un tsunami que cobró 272 muertos.

6. Mount St. Helens, Estados Unidos

Volcán Mount St. Helens, Estados Unidos
Vistas del Mount St. Helens | Fotografía de Getty Images

El Monte Santa Helena se encuentra en la cadena montañosa Cascade Range, en el Condado de Skamania, Washington DC. Tiene una altura de 2550 metros, y había estado inactivo desde 1857.

El 18 de mayo de 1980, se produjo la más violenta y destructiva erupción. Ésta causó 57 muertos, destruyó 300 kilómetros de autopistas, 25 kilómetros de vías férreas, 47 puentes y 24 casas. Además, provocó el deslizamiento de tierra más grande en los EEUU. La explosión, produjo una erupción de ceniza y gas que se elevó 26 kilómetros y produjo oscuridad total en la región.

7. Monte Fuji, Japón

Volcán Monte Fuji, Japón
El Mt. Fuji, uno de los volcanes más famosos del mundo | Fotografía de Getty Images

El Monte Fuji tiene 3776 metros de altura y aunque no ha tenido erupciones graves desde 1707, el terremoto de 2011 podría causar una posible reactivación con graves consecuencias, dada su proximidad a Tokio. Considerada una de «Las Tres Montañas Sagradas» de Japón, el Monte Fuji se encuentra en el centro del ‘país del sol naciente’, pudiéndose observar, en días despejados desde su ciudad capital.

La última erupción del Monte Fuji, fue el 16 de diciembre de 1707 y se extendió hasta febrero de 1708. Conocida como «La erupción del Monte Fuji de la era Hōei» y expulsó ochocientos millones de metros cúbicos de ceniza, bombas volcánicas y otros materiales sólidos que llegaron hasta Tokio.

8. Cotopaxi, Ecuador

Cotopaxi, uno de los volcanes más peligrosos del mundo | Getty Images
Cotopaxi, uno de los volcanes más peligrosos del mundo | Getty Images

Con 5911 metros de altura, está considerado como uno de los volcanes más altos del mundo. Asimismo, es uno de los más peligrosos, por su estilo eruptivo, su cobertura glaciar, su relieve, la frecuencia de sus erupciones y su cercanía a grandes centros poblados.

Desde 1738, entró en erupción más de 50 veces, y está catalogado como un estratovolcán. Es decir, un volcán cónico de gran altura, formado por capas alternas de lava solidificada, piroclastos alternantes y cenizas volcánicas. Se mantiene en estado latente desde hace 70 años, algo inusual en su historial reciente. Su cercanía a Quito, lo hace un volcán potencialmente peligroso.

9. Volcán Kilauea, Hawái

Volcán Kilauea, Hawai
movimiento del magma en el volcán Kilauea | Fotografía de Getty Images

El Kilauea, es uno de los volcanes más activos del planeta. La gran erupción del 2018, provocó el desplazamiento de miles de personas y destruyó más de 700 viviendas. Desde el año 1983, y hasta la fecha, se encuentra muy activo y entró en erupción de manera constante, aumentando su actividad sísmica en agosto de 2021, cuando hubo un pronunciado movimiento del magma.

El 29 de septiembre de 2021 se abrieron respiraderos en el piso y las paredes del cráter Halemaʻumaʻu, el más grande dentro de la Caldera Kilauea, y esto generó un enorme río de lava.

10. Krakatoa, Indonesia

Volcán Krakatoa, Indonesia
Volcán Krakatoa en Indonesia | Fotografía de Getty Images

El famoso volcán Krakatoa, se halla en la isla de Rakata, una zona de gran actividad volcánica y sísmica en Indonesia. Se halla precisamente en el estrecho de Sunda, entre Sumatra y Java. La erupción de 1883, es recordada como una de las erupciones más catastróficas de la historia.

La explosión arrojó cenizas a 80 kilómetros de altura y disminuyó la temperatura mundial en un grado. La violenta erupción se escuchó a casi 5 mil kilómetros de distancia. Además, algunos sostienen que las pinturas Der Schrei der Natur (El grito de la naturaleza) del pintor noruego Edvard Munch, se inspiraron en este trágico evento.

José De Marco
José De Marco
Redactor de Actualidad. Es corresponsal de Pueblos Asturianos en Asturias y colaborador de Ilusión Viajera. Antes pasó por distintos diarios argentinos y medios locales como el Diario La Nación. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Buenos Aires.

También podría interesarte

Las más vistas