Investigadores descubren una «guardería» de dinosaurios en el Ártico

Investigadores de la Universidad de Alaska Fairbanks y la Universidad Estatal de Florida, encuentran huevos sin eclosionar, huesos y dientes de dinosaurios bebés, lo que abonaría la teoría de que los dinosaurios eran de sangre caliente. Debajo de las nevadas pesadas del Cretácico tardío, vientos brutales, temperaturas bajo cero y meses de oscuridad total, demostraría que los dinosaurios vivieron y prosperaron en el gélido Ártico.

En los años 50 del siglo XX, se descubrieron los primeros fósiles en la región polar. Desde pequeños animales parecidos a pájaros hasta tiranosaurios gigantes, habitaron la región y hasta se reprodujeron. Sin embargo, el clima era más más templado que el actual, con un promedio de 6°C anual. Lo extraño del hallazgo, fue que los bebés de dinosaurios, eran de distintas especies, pero aparentemente, fueron cuidados por una sola madre.

Algunas respuestas y muchos interrogantes

Guardería de dinosaurios Ártico
Ilustración de los dinosaurios | Fotografía de Getty Images

Pat Druckenmiller, director del Museo del Norte de la Universidad de Alaska, autor principal del artículo publicado en la revista Current Biology, dijo: «No hace mucho tiempo, la gente se sorprendió mucho al descubrir que los dinosaurios vivieron en el Ártico hace 70 millones de años» (sic).

De esta manera, se contradice la hipótesis de que, durante el invierno los dinosaurios emigraban a regiones más cálidas para reproducirse. Druckenmiller comenta al respecto: «Ahora tenemos evidencia inequívoca de que también estaban anidando allí. Esta es la primera vez que alguien ha demostrado que los dinosaurios podrían reproducirse en estas altas latitudes» (sic).

Frente a esta evidencia, el coautor Gregory Erickson, profesor de ciencias biológicas de la Universidad Estatal de Florida manifestó: «Aún no se han encontrado vertebrados terrestres de sangre fría como anfibios, lagartijas y cocodrilos. Solo se hallaron aves y mamíferos de sangre caliente y dinosaurios. Creo que esta es una de las pruebas más convincentes de que los dinosaurios eran de hecho de sangre caliente» (sic).

Ahora bien, esto abre el interrogante: ¿De qué se alimentaban los animales en los gélidos inviernos árticos? ¿Cómo sobrevivían a los fríos polares?. La respuesta según Druckenmiller, sería que: «Quizás vivían de forraje de mala calidad, como los alces de hoy, hasta la primavera. Es probable que, los más pequeños hibernasen durante el invierno» (sic).

Cómo se produjo el hallazgo

Durante más de diez años, Gregory Erickson, el propio Druckenmiller y su equipo, realizaron investigaciones sobre los acantilados del río Colville en la Formación Prince Creek, ubicada en el norte de Alaska. Allí hallaron restos de perinatos (seres desde una semana antes hasta una semana después del nacimiento), donde pudieron recuperar dientes y huesos, algunos tan pequeños que no superaban el tamaño de una cabeza de alfiler.

Sobre esto dijo Druckenmiller: «Recuperar estos diminutos fósiles es como buscar oro. Se requiere una gran cantidad de tiempo y esfuerzo para clasificar toneladas de sedimento grano por grano bajo un microscopio. Los fósiles que encontramos son raros, pero son científicamente ricos en información» (sic).

Huesos y dientes de dinosaurio
Huesos y dientes de dinosaurios perinatales (bebés) hallados en la Formación Prince Creek, en el norte de Alaska (la moneda de la imagen es de 19 mm de diámetro) | Fotografía de Patrick Druckenmiller

Hecho esto, los científicos compararon los restos hallados, con los fósiles hallados en otras latitudes. Con el valioso aporte de Caleb Brown y Don Brinkman del Museo de Paleontología Royal Tyrrell en Alberta, Canadá, concluyeron que los dinosaurios habían anidando en el Ártico, percatándose de que los animales habían vivido toda su vida en la región. Finalmente, Gregory Erickson comentó: «Era como una sala de maternidad prehistórica».

José De Marco
José De Marco
Redactor de Actualidad. Es corresponsal de Pueblos Asturianos en Asturias y colaborador de Ilusión Viajera. Antes pasó por distintos diarios argentinos y medios locales como el Diario La Nación. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Buenos Aires.

También podría interesarte

Las más vistas